Publicidad
Publicidad
Publicidad

Las Bestias del Mercado: Bear y Bull Markets

bestias

La suposición de que los precios del mercado se mueven en tendencias es uno de los componentes principales de análisis técnico, y el examen de las tendencias es común a muchos inversionistas.

Las tendencias se describen como movimientos sostenidos de los precios de los mercados durante un período de tiempo. El mercado alcista y el mercado bajista describen los movimientos hacia arriba y hacia abajo, respectivamente, y se pueden utilizar para señalar tanto el mercado como un todo o sectores específicos y valores (acciones).

Como el título refiere, a ciertos movimientos tendencistas del mercado se los han denominado “Bestias del Mercado” donde tenemos términos como Toro y Oso (Bull & Bear Markets) del mercado. Pero… ¿qué son en realidad?

Bull Market (referido a “Mercado en Alza”)

Los mercados alcistas comienzan cuando la economía parece estar empeorando.  El inicio de este es casi siempre acompañado de expectativas de los inversores. Este tipo de mercado tiende a estar asociado con aumento de la confianza de los inversores, el cual los motiva a comprar en previsión de futuros aumentos de precios y así, obtener ganancias posteriores.

Al describir el comportamiento de los mercados financieros, a la mayor cantidad de participantes se los puede ver, metafóricamente, como un rebaño. Un mercado alcista es descripto como una corrida de toros. Allí nace el concepto de Bull Market o Mercado de Toro

Ejemplos de Bull Markets:

  • Bombay India Stock Exchange Index, el SENSEX estaba en un encierro durante casi cinco años a partir de abril 2003, hasta 2008, ya que, en dicho año, pasó de 2.900 puntos a 21.000 puntos.
  • Otro, ocurrió en la década de 1990 cuando los EE.UU. y muchos otros mercados financieros mundiales aumentaron rápidamente.

Bear Market (referido a “Mercado en Baja”)

Un mercado bajista se refiere a una caída sostenida en los precios de los valores durante un período de tiempo. El comienzo de este es casi siempre acompañado de las elevadas expectativas de los inversores de grandes capitales.

Se dice que el mercado, en ese momento se encuentra en su cima, no obstante, el optimismo también ha llegado a su punto más alto y comienza a disminuir gradualmente.

Asimismo, el Bear Market es conocido por estar acompañado del pesimismo generalizado. En forma de previsión, los inversores a menudo son motivados a vender sus valores, resignándose aún más a recuperar la inversión, alimentando así, un círculo vicioso.

Este tipo de mercado no se caracteriza por una simple disminución, sino de una caída sustancial en los precios de la mayoría de los mercados durante un periodo de tiempo determinado.

El claro ejemplo, es la actual crisis de la que empezamos a salir, donde los precios no dejaban de caer diariamente.

Publicidad
Comments are closed.