Publicidad

La transformación digital en Banco Sabadell

Los procesos de transformación digital son imparables en todos los ámbitos. El sector bancario es especialmente sensible. Dentro de este entidades como Banco Sabadell conceden especial importancia a una realidad que ha modificado de manera total no sólo nuestra manera de entender la relación entre clientes y entidades, también los propios procesos internos y en buena medida los modelos de negocio.

Cometemos un error si pensamos que los procesos de transformación digital son cosa de hace unos pocos años. Desde casi una década atrás Banco Sabadell ha concedido importancia no sólo a aquellas acciones o herramientas hacia afuera, dirigidas al usuario, también hacia adentro, entendiendo que la transformación del banco debía ser realizada por los propios equipos humanos de la entidad.

Hay que tener claro que la transformación digital en una empresa alcanzar a todas y cada una de las áreas de la misma. Esto no sólo supone un reto tecnológico, algo en lo que todos estamos de acuerdo, sino también un gran reto en cuanto a modificación de los modelos de gestión. Comprender que la adaptación interna es el camino ha sido sin duda una parte fundamental de este proceso en continuo desarrollo.

Tanto desde las herramientas inmediatas como desde los procesos e ideas instructivos, la apuesta de futuro por la mejora de la adaptación interna tiene una serie de ejes sobre los que pivotan todas las demás acciones:

  • Desarrollar nuevos procesos de trabajo acorde a la necesidad real de la transformación digital
  • De acuerdo a lo anterior la oferta constante de formación continua y adaptada a cada persona
  • La búsqueda de herramientas de fidelización para los colaboradores
  • Mejorar de manera radical la relación entre el equipo y el cliente, convirtiendo al primero en la imagen de la empresa.

La mejora interior, tanto de los propios recursos humanos de la entidad como de los colaboradores, es en el fondo el mecanismo a largo plazo de la mejora de los servicios hacia el cliente. De este modo los colaboradores y los miembros de los equipos de la ciudad se convierten en los mejores embajadores dentro del proceso de evolución digital. Esto no sólo se refleja en las posibilidades que se rindan al usuario, sino también en las posibilidades que se abren para los propios empleados y colaboradores de la entidad.

No hace falta más que echar un vistazo a las redes sociales de Banco Sabadell  para entender cómo se transmite no sólo la propia cultura laboral de la empresa, sino cuestiones muy importantes como la interacción con el usuario o el propio día a día del funcionamiento interno. Esto se lleva a cabo con total transparencia y rigor, entendiendo que una falla en la información es una pérdida de reputación para la firma.

Sin duda unos procesos internos de adaptación digital que han tenido su premio en forma un posicionamiento innegable como banco en la cabeza del sector en cuanto a aplicación de la transformación digital a todos los niveles.

Publicidad