Publicidad
Publicidad
Publicidad

La recesión empuja la economía de Australia

La crisis parece no centrarse en Europa solamente y la recesión no elige como destino solo a España y países periféricos, ya que estaría golpeando las puertas de la economía de Australia, entre los factores que empujan a la recesión están la divisa y las materias primas. Estas son señales de lo que estaría por llegar a Australia en especial los analistas se empeñan en verlas más que el Gobierno australiano.

Entre los aspectos que se analizan para dibujar el escenario están el actual escenario de la economía por la crisis, esto a nivel global, pero un factor que perjudicará será la actual y sostenida apreciación del aussie junto a la depreciación de las materias entre otros es lo que hacen que Australia pueda entrar en dificultades y unirse al club.

En los próximos meses Australia podría entrar en fase de desaceleración, una señal de esto la dio el Banco de la Reserva de Australia (RBA) que optó reducir los tipos de interés hasta en un cuarto de punto como una de las primeras medidas que se verán en estos meses de cara a estimular la economía australiana y los mercados ya tomaron nota.

También es una imagen de que a través de Australia se cuela la crisis y ha o se ha debilitado el escudo de la economía de Australia ya que gozaba dentro de los países desarrollados, de una salud envidiable ante la peste de la crisis, todavía está a tiempo de mejorar su sistema inmune.

Por si fuera poco debe enfrentar que se encarezca el aussie, llegando a registrar máximos vistos solo en 1977 respecto al dólar, pero a partir de las medidas del RBA, se acortó la diferencia, si bien en 2012 acumula un fuerte encarecimiento. Tomando los mínimos de 2008 su moneda, el aussie australiano se apreció en más del 70% respecto al dólar estaba en los 0,6 dólares y su encarecimiento lo llevó a 1,021 dólares, similar porcentaje del 70% se da respecto al euro. Dicha revalorización del aussie termina por afectar a su competitividad.

El Gobierno australiano deberá hacerle frente a una recesión en 2013, la última fue en 2006. Se podría ver arrastrada su economía por la caída del precio de las materias primas, junto a la apreciación del aussie. La economía local depende mucho del sector exterior y ante el actual escenario lo paga caro.

Prueba de esta dependencia es que China es su principal socio comercial, y si este estornuda puede que Australia se resfrie. Además de ver que la balanza comercial en estos meses refleja la desaceleración de su economía, el último dato de Agosto indica que acabó en déficit por 2.093 millones de dólares, lo que fue su dato más bajo solo visto por en el cierre de Marzo de 2008. Pero este dato sobrepaso de sobremanera las previsiones de los analistas ya que creían que habría un déficit, pero de 700 millones de dólares, y le erraron por mucho.

Otro aspecto es la caída en el precio de algunas materias primas, como los minerales de hierro y carbón y gas natural, esto toca de lleno ya que se trata de un gran porcentaje de las exportaciones de Australia.

A lo que hay que añadirle la diferencia entre los precios de importación y los precios de exportación cuando cierre el ejercicio 2012 se ubicaría en el 15%. Uno de las peores el la del gas natural, en 2012 sería el quinto año consecutivo een negativo, ya que viene desde 2008 lo que acumula una depreciación del 70% de su precio. Algo similar pasa con el aluminio, su depreciación supera el 13%.

También tira abajo la minería, cuya demanda dependía mucho de China, lo que ayudaba a la economía australiana a llevar un crecimiento, entre el 2,75 y el 4,75%, pero entró en franca caída el precio de las materias primas ligadas como el hierro.

Imagen: 123RF

Publicidad