Publicidad
Publicidad
Publicidad

La pelota, en el tejado de Microsoft

microsoft.jpg

 

 

Yahoo jugó su última baza el pasado sábado cuando decidió hacer ‘oídos’ sordos a la oferta de 30.000 euros presentada por Microsoft y que en su momento suponía una prima del 62% sobre el precio de las acciones del buscador. El motivo esgrimido en todo momento ha sido que la propuesta no se ajusta al valor real de la compañía.

Además, desde que se presentó la oferta los títulos de Yahoo han experimentado una fuerte subida mientras que los del productor de Windows han caído en torno a un 10%, lo que teniendo en cuenta que la oferta era un 50% en metálico y el resto en intercambio de acciones no hace sino restar valor a la misma.

Ante esta situación Microsoft debe tomar la determinación de lanzar una OPA hostil, retirarse o plantear un cambio en la junta administrativa del portal. Ninguna de las dos partes ha realizado todavía comentarios, pero diferentes medios estadounidenses apuntan a que la compañía presidida por Steve Ballmer no se rendirá fácilmente y de hecho se preguntan qué puede pasar si la postura de Microsoft se vuelve realmente agresiva. Y es que muy pocos apuestan por una retirada del gigante, pese a que en términos económicos puede ser lo más adecuado, ya que sin el calor de los rumores de compra es más que probable que las acciones de Yahoo regresen a su precio original e incluso caigan por debajo de él, lo que le permitiría lanzar su OPA con un coste menor.

La magnitud de la oferta y su relevancia están jugando en contra de Microsoft, que ve peligrar su credibilidad y hasta cierto punto su reputación. Con el dinero puesto sobre la mesa la compañía podría lanzarse a realizar infinidad de compras, pero ninguna le posicionaría tan cerca de Google como esta. La multinacional fundada por Bill Gates no ha conseguido replicar en el mercado de la publicidad online el su éxito en el ámbito de los sistemas operativos, uno de sus principales retos para el futuro. Todo esto en un momento donde empiezan a surgir dudas sobre el futuro de Windows Vista ante la mala acogida que está teniendo por parte de los usuarios.

En cualquier caso el tiempo juega a favor de Microsoft, ya que si se enfrían los rumores de OPA y la acción cae será difícil para Yahoo justificar ante sus accionistas el rechazo del consejo a la primera oferta, sobre todo teniendo en cuenta que las leyes estadounidenses obligan a la junta administrativa a actuar siempre a favor de estos últimos.

Publicidad