Publicidad

La Caixa, lider en captación de nóminas

Las entidades financieras han encontrado una nueva oferta en este 2009, la captación de nóminas. El año pasado la guerra se centró en el pasivo, cajas de ahorro y bancos protagonizaron una carrera por ofrecer depósitos con tipos de interes altos, como también a la hora de seducir a clientes con las cuentas remuneradas.

Sin embargo este año la tendencia se ha revertido. Ya en los primeros meses la oferta en las imposiciones a plazo ha descendido notablemente, al igual que las cuentas remuneradas. Entonces, ¿cuál ha sido la estrategia de la banca?

La captación de nóminas ha desembarcado con toda la artillería. Algunas entidades han optado por ofrecer regalos, otros realizan descuentos en otros productos, y hasta ciertas entidades han decidido premiar con metálico, todo con el fin de fidelizar a los clientes.

Pero este nuevo escenario ha dejado como gran ganador a La Caixa. Esta entidad ha sido la que más cuota de mercado ha ganado en este sentido. La caja catalana, tiene bajo su carterta al 17% de este mercado. En los últimos días, ha lanzado su nueva carta, la ‘Nómina multiestrella’, un producto para particulares mayores de 25 años que tengan domiciliada una nómina superior a 750 euros.

Luego de la Caixa, se ubica el Banco Santander, quien se ha transformado en la segunda entidad que más clientes ha conseguido, aunque su ganancia fue la mitad que la número uno, ya que posee un 6,6% de las nóminas existentes en España.

Las dos entidades que peor comportamiento han tenido fueron BBVA, aunque mantuvo el segundo puesto del ranking y Caja Madrid que vive una sangría importante, a tal punto que la cuota cae ininterrumpidamente desde 2005 y en la actualidad dispone del 7,8% del mercado.

Ante el nuevo escenario, con ausencia de ofertas para captar dinero de sus clientes, la banca busca liquidez, y una de las entidades que más se ha movido ha sido Banesto que ha lanzado la ambiciosa campaña para sumar cerca de 200.000 clientes (regala entre 500 y 1.000 euros para nóminas).

Los clientes deberán aprovechar esta nueva guerra, pero al mismo tiempo es importante estar atentos y leer la letra pequeña antes de aceptar cualquier producto.

Publicidad