Publicidad
Publicidad
Publicidad

La banca se despide del papel para aligerar sus procesos de trabajo

Papeles, papeles y más papeles. La actividad bancaria genera montañas de documentos. Contratos, talones y extractos dan lugar a una frenética actividad burocrática que el sector financiero desea aliviar.

‘El objetivo es que las oficinas sean verdaderos puntos de venta y no de tareas administrativas. Queremos eliminar el papel por la burocracia que genera, no por su coste’. Con estas palabras plantea Francisco Javier Velduque, director de nuevos proyectos de Santander, el eje de la cuestión.

Ernesto Escorihuela, director del área de organización de Caja Madrid, coincide con su planteamiento. ‘Eliminar el papel ayuda a ganar más negocio. Cuando se escanea un documento lo tiene toda la organización porque el proceso se realiza online’.

‘La banca ha logrado eliminar los flujos de papel desde las áreas centrales hacia las sucursales’, destaca José María Jiménez, director de servicios operativos de BBVA. El grupo pasó de remitir 110 millones de hojas a 10 millones de folios al año a raíz de este cambio. ‘La asignatura pendiente es el flujo inverso. El de la documentación que va desde la oficina a la central’.

El ejecutivo destaca cómo la mitad de la operativa en las sucursales no se desarrolla con el cliente delante. Escanear un documento y enviarlo a un centro de tareas administrativas permite mejorar la gestión documental.

Más información en “Cinco Días”

Publicidad