Publicidad

La banca española recorta

euros-21

Los cinco grandes bancos españoles (BBVA, La Caixa, Banco Santander, Caja Madrid y Banco Popular) realizaron un recorte de su plantilla en 2.143 empleos debido a la crisis, y han disminuido su red de sucursales en 754 oficinas.

Ante el descenso de la actividad económica, dichos bancos optaron por incrementar la eficiencia reduciendo el número de trabajadores y la cantidad de sucursales, disminuyendo así, sus costos fijos.

De las grandes bancas la que mayor cantidad de nuevos parados ha sido BBVA que redujo su plantilla en España en 1.369 personas. La Caixa mantuvo su plantilla prácticamente sin variación con tan sólo 33 empleos menos. En el caso del Santander, ha recortado 934 empleos en España. Por último, el Banco Popular anunció una baja de 614 puestos de trabajo.

A excepción de Caja Madrid, que incorporó 85 sucursales, las otras cuatro entidades cerraron oficinas. BBVA lideró la reducción, con 396 menos, Banco Popular recortó 125 oficinas, mientras que La Caixa la redujo 216 oficinas. Santander realizó la menor reducción entre los cuatro grandes, con 102 oficinas menos que dejan su red en España integrada por 4.918 sucursales.

Estas entidades así como también el Banco de España habían reconocido en reiteradas ocasiones que el crecimiento estructural de la red bancaria acompañaba al del mercado inmobiliario. Mencionaban además, que el adelgazamiento de la red y las plantillas se puede interpretar como el paso anterior a las fusiones, integraciones y acuerdos de colaboración que se prevén. De todas formas, el recorte y el paro no es la solución para la reactivación.

Publicidad