Publicidad

Italia plan de ajuste

A todos les llega su plan de ajuste y a Italia le ha llegado desde hace meses lógicamente algo que sus ciudadanos no aprueban así como ya hemos hablado del ajuste en Grecia, del plan de ajuste en Portugal el plan de ajuste de Italia es el próximo ya que Italia deberá reducir su actual deuda en 46.000 millones de euros por año. El primer ministro recientemente elegido Mario Monti debe preparar un plan de ajuste por 15.000 millones de euros que deberá aplicar durante el próximo bienio.

Este nuevo plan de ajuste de 15.000 millones de euros para los 2 próximos años, lo debe hacer pasar por el Parlamento y en medio está la reunión del Eurogrupo el 29 de Noviembre y el Consejo Europeo del 8 de Diciembre cuando Monti podría presentar su plan de ajuste.

Mientras que los inspectores de la Comisión Europea (CE) que llegaron a Roma con la tarea de comprobar de cerca si Italia aplica las reformas que le son exigidas por la Unión Europea (UE) al Gobierno italiano con el objetivo de cumplir con el equilibrio presupuestario en 2013, para ello debe llegar a aplicar un recorte de 15.000 millones de euros más, cifra que debe agregársele los 64.000 millones de euros que estaban previstos dentro del plan que le es exigido por parte de la UE.
Por otro lado se espera el informe de la Comisión Europea, este es un informe de control respecto a Italia a los ministros de Economía europeos estipulado para el 29 de Noviembre cuando se de la reunión cumbre del Eurogrupo.

Se sabe que el Gobierno de Italia tendrá que llevar adelante una reducción de su deuda pública en 46.000 millones de euros anuales es decir un 3 % y poder cumplir el Pacto de Estabilidad europeo que establece en el 60 % como límite entre el endeudamiento y el Productor Interior Bruto (PIB) ahora con el liderazgo de Mario Monti.

El Banco de Italia, señala que la deuda pública de Italia bajó durante el pasado mes de Marzo respecto a Febrero en 7.900 millones de euros, quedando en los 1,868 billones euros.

Mientras que el propio Tribunal de Cuentas italiano remarca que los esfuerzos que se llevan adelante no son compatibles con la reducción de impuestos. Además de resaltar que los efectos de la recesión económica producida entre 2008-2009 dejó como consecuencia fatal una pérdida de forma permanente en el PIB por 140.000 millones de euros, además de que no se puede reducir este se elevará a 160.000 millones de euros para 2013.

Además de pesar los dichos de la agencia Standard & Poor’s que ha advertido respecto a la calificación crediticia de Italia.

Incluso su deuda pública podría llegar a superar el 120 % respecto al PIB. Por lo que S&P anunció la rebaja de estable a negativa en cuanto a la perspectiva de la calificación crediticia de Italia a la vez que la Bolsa de Milán cerró con pérdidas por sobre el 3 %.

Ya la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) había lanzado una recomendación a Italia para que ponga en marcha una serie de reformas económicas estructurales.

Publicidad
Comments are closed.