Publicidad

Intereses: culpables del 20% del alza de la deuda pública

Antes de empezar la crisis España era uno de los países con menor porcentaje de deuda pública; a cierre de 2007, la tasa de endeudamiento era del 36,3% del PIB. Aun así, en un giro inesperado de los acontecimientos la crisis vino de visita a España y el Gobierno gasto miles de millones en planes para intentar reactivar la industria de la construcción. Ahora la deuda roza el 90% del PIB, unos 922.000 millones de euros, frente a los 435.000 de 2007.

Lo que ha llevado al país a esta situación es la brutal reducción de los ingresos públicos. Con el estallido de la crisis los ingresos se redujeron de manera drástica, y no se han podido disminuir los gastos a la misma velocidad. Con lo cual, el Estado se ha visto obligado a gastar más de lo que ingresa, teniendo que pedir prestado y generando el llamado déficit primario.

En 2012 la diferencia entre lo ingresado y lo gastado por el Estado fue de 73.298 millones de euros. Este déficit primario ha supuesto el 70% del aumento de la deuda pública durante la crisis según el Banco de España.

dinero-subida

Pero hay otro componente en el aumento de la deuda, un factor que en gran medida no está en manos del gobierno: los intereses. Según las cifras del Banco de España, los intereses de la deuda suponen la quinta parte del aumento del déficit, alcanzando más de 97.000 millones de euros desde el año 2008.

Aunque la prima de riesgo ha alcanzado niveles estratosféricos durante ciertos momentos de la crisis, la tasa efectiva de intereses pagados no ha variado de una manera significativa. Hay otros factores que también elevan la deuda pública, uno de ellos la caída del PIB: como la el PIB cae y la deuda crece, el porcentaje de deuda sobre el PIB es cada vez mayor.

De todas formas, no debemos olvidar a las autonomías, que suponen un gran peso en la deuda pública, ya que han multiplicado su deuda desde 2007. Por ejemplo, Castilla la Mancha ha amasado una deuda cinco veces mayor a la que tenía al comienzo de la crisis. Valencia y Cataluña también tienen una gran deuda, que supone el 28,2% y el 25,4% de sus PIBs respectivamente.

Si te ha interesado este artículo, seguro que te interesan los que te proponemos aquí:

Publicidad