Publicidad
Publicidad
Publicidad

Influencia de las elecciones de Estados Unidos en la economía

Como primera economía mundial, todo lo que sucede en Estados Unidos influye en el resto de mercado mundiales, y mucho más si de lo que estamos hablando son las elecciones presidenciales. Del ganador, Barack Obama o John McCain dependerá el rumbo que tome EE.UU. para solucionar la crisis del sector financiero y sobre todo la propuesta para el nuevo orden económico mundial.

Ambos candidatos ya han puesto sus cartas sobre la mesa con dos programas económicos similares en muchos aspectos pero con notables diferencias, especialmente en lo que a coberturas sociales y sanitarias se refiere. Como es lógico, las propuestas económicas de Obama son algo más liberales y abogan por reforzar el papel del Estado como protector de los derechos y prestador de determinados servicios ‘básicos’. El candidato demócrata aumentará los impuestos a las rentas más altas y fomentará el seguro médico obligatorio. Mientras, el plan económico de McCain tiene un carácter más conservador y en cierto sentido continuista.

En cualquier caso, sea cual sea el resultado habrá sectores empresariales que vivirán un antes y un después de estas elecciones, empezando por el sanitario y farmacéutico. La reforma de la sanidad pública es una de las prioridades para los dos candidatos, si bien la que plantea Obama hace hincapié en el problema de la cobertura y supondrá un aumento notable de costes. La de McCain se centra en incrementar el papel de cada ciudadano para asegurar sus servicios sanitarios, es decir, mejorar en algunos aspectos pero manteniendo el esquema actual. De todas formas, las empresas del sector deberán enfrentarse a un recorte de sus ganancias al mejorar en ambos supuestos la asistencia sanitaria del Estado.

En términos generales una victoria demócrata perjudicaría a negocios tradicionales como el de defensa, energía tradicional y financiero. En el primero de los casos, el coste de la reforma sanitaria llegará por medio de recortes presupuestarios en otras áreas, empezando seguramente por defensa, mientras que en el segundo Obama y su equipo apostarán por las energías renovables frente al petróleo y en el último, se prevén más impuestos sobre los dividendos y rentas del capital.

Pero al margen de los efectos económicos directos sobre determinados sectores y empresas (sobre todo estadounidenses), lo que todavía está por determinar es la postura del ganador respecto a la crisis financiera internacional y las relaciones internacionales. Ninguno de los candidatos ha mostrado claramente sus cartas, aunque al parecer ambos han apoyado el plan de rescate de Paulson. Además, una victoria de Obama podría suponer un acercamiento de posturas entre EE.UU. y la Unión Europea respecto a cómo afrontar la situación, en tanto que McCain podría ser más proclive a una política continuista.

El ‘color’ del partido en el poder incluirá decisivamente en las relaciones internaciones y el mejor ejemplo es España, que con Obama en la Casa Blanca podría recuperar una línea de comunicación perdida hace mucho tiempo.

Publicidad

One response to “Influencia de las elecciones de Estados Unidos en la economía

  1. OBAMA

    Rafael del Barco Carreras

    Si la culpa de que un selecto grupo político-funcionario-empresarial haya succionado todo el dinero español en macabra orgía de inversión y corrupción sin más objetivo que “llevárselo de los bancos y cajas” abocando al País a la peor crisis financiera jamás conocida, en versión oficial, es de los americanos y su crisis, ahora, por arte de birlibirloque, la solución, la esperanza, surge de que allí han elegido un presidente negro, presuntamente de izquierdas, que ni es negro… ni de esa izquierda, tal como aquí se entiende, ¡si se entiende algo!

    El discurso oficial me pasma, debe ser porque soy un ácrata en política que al único político a quien admiro es al Presidente Suizo porque jamás he sabido ni su nombre ni siquiera de su físico, ni menos si cree o piensa en algo. No me gustan los o las líderes, en todos y cada uno de sus discursos programáticos, por lo demás bastante sencillos, solo entreveo fórmulas para alcanzar el Poder, que en ningún caso va más allá que otorgar, siempre a un reducido grupo de adictos, el dominio de unos pocos sobre la mayoría, el Poder y Dinero.

    Ese señor, negro, medio negro, y de materia gris de Harvard, pagada por su abuela blanca y banquera (a esperar que no sea de los 6.000 bancos que dicen quebrarán si el Estado no ayuda) ni tiene nada que ver con la situación española, o solo, en lo que la agravó su País afectando al nuestro por su cadena de quiebras (que poco más o menos puede compensarse por los capitales americanos perdidos en el crack local), no arreglará absolutamente nada de la cadena de desastres que el crack de la Burbuja Inmobiliario Financiera ha iniciado en nuestro País, por el momento paliado por la masiva inyección de € y el aguante europeo. La misma solución que allí con $ controlados por el Senado. Pero los hábiles demagogos de la Izquierda Española, los forrados por su posición en el Poder, si antes encontraron el referente a sus males, producto de reales fechorías, ahora pretenden jugar con si se desmonta Guantánamo o se retiran del Irak.

    Yo que conocí y sufrí un Guantánamo en la Modelo de los 80, o peor, ver http://www.lagrancorrupcion.com, y que Irak me queda lejos, mucho más que las diarias repercusiones que la situación en España afecta mi pequeño y a ras de suelo entorno, con amigos que quiebran, íntimos en el paro, sueldos y pensiones que crecen un 2.40 y la “vida” mucho más, y con un turbio futuro por delante, no veo que puede hacer Obama. No creo que acabe con la voracidad de nuestras clases dirigentes, ni menos transformar la Justicia en algo parecido a Justicia, ni borrar de la capa de la tierra el Oligopolio Financiero Español… por muchas tropas que retire de Irak ni Guantánamos que desmonte… más allá de alimentar la demagogia…

Comments are closed.