Publicidad

Hipotecas muiltidivisas en franco suizo

El tema de las hipotecas es un verdadero dolor de cabeza no solo por tener que pagarla, sino por las dificultades que traen sus términos y vericuetos a lo que se le debe de sumar el tema de las hipotecas muiltidivisas en franco suizo o ligadas a diferentes monedas si elegimos este tipo de producto. En este caso más allá de que existan las hipotecas multidivisas ligadas al yen u otras monedas, nos referiremos a la hipoteca y el franco suizo.

Aunque no es un acceso mayoritario el que permiten las entidades a las hipoteca multidivisa, ya que dichas entidades financieras suelen poner peros para acceder a ellas, pudiendo acceder solamente los clientes de la banca personal. La explicación que algunos dan, es que existen ciertos riesgos al otorgar dicho préstamo, además del desconocimiento de la letra chica y de las normativas que rigen sobre este producto financiero. Los expertos señalan que debemos entender la hipoteca multidivisa como un préstamo hipotecario que otorga la posibilidad de poder optar por una moneda que no sea nuestro euro, pudiendo elegir otra divisa para el momento de devolver los pagos a nuestro banco. Por lo que al elegir otra moneda, el banco al momento de prestarnos en euros, lo hará en francos suizos, si escogemos esta moneda.

Es importante pensarlo bien antes y elegir una divisa que se muestre lo suficientemente estable, si bien con la volatilidad de los mercados y la guerra de divisas se puede consultar a un experto, ya que será la moneda de la hipoteca multidivisa. Una de las ventajas que puede dar el elegir al franco suizo, será la de sus tipos de interés, que son inferior al euro. Otro dato que deberíamos de saber es que los intereses de la hipoteca multidivisa quedarán referenciados al Libor (London InterBank Offered Rate) de la moneda. Vale aclarar que este Libor significa el tipo de interés interbancario aplicado en el mercado de capitales de Londres, siendo el tipo de interés en que los bancos se fijan para prestar dinero entre ellos, dentro del mercado interbancario. Es así que en caso que la hipoteca multidivisa que hayamos escogido sea en francos suizos, en ese caso los intereses de nuestro préstamo estarán referenciados al Libor del franco suizo. Por otro lado el franco suizo ligado a la hipoteca multidivisa dependerá del tipo de interés de dicha moneda, dependiendo de la cotización de la moneda del préstamo. Cuantos más francos suizos nos otorguen por cada euro, en ese caso nos dará más beneficio la hipoteca multidivisa y será menor el dinero a devolver a nuestro banco. Otro de los aspectos a fijarnos será el diferencial, que es de donde gana sus beneficios el banco,  además de las comisiones que le significan el solicitar la hipoteca mutidivisa. Por contra mensualmente además del pago mensual de la hipoteca, hay que desembolsar un porcentaje de la cuota por comisión debido al cambio de divisas y redondeo de las mismas. Debido a que las comisiones para las hipotecas multidivisas son más altas que para las de las hipotecas más comunes del mercado. Entre las ventajas que representa la hipoteca multidivisa, puede decirse que ofrecen unos beneficios en los tipos de interés que suelen ser más bajos cuando la divisa elegida se muestre inferior al euro. Por lo que habrá que estudiar que tipo de interés rige en el país de la moneda como Suiza, revisando los tipos que se dieron durante los últimos años pudiendo tener como resultado la tendencia.

Si escogimos una hipoteca multidivisa en francos suizos y viendo el tipo de cambio euro franco suizo, es una de las que nos da una de las mayores ventajas en la hipoteca por su estabilidad económica. Mostrándose como menos riesgosos. Las desventajas de la hipoteca multidivisa, es que no permiten la subrogación en la hipoteca del vendedor, debiendo por ello escriturarla en forma de nueva hipoteca, lo que genera a su vez costes. Uno de los aspectos negativos se da en el importe a financiar para la hipoteca, ya que la hipoteca multidivisa solamente financia el 70% del valor de tasación de nuestra vivienda. Teniendo como mayor riesgo el del posible desconocimiento en la materia y el tener que tomarnos tiempo en seguir el papel de la moneda que hayamos escogido. Así como de un pleno conocimiento del tipo de interés del país de la moneda, ya que si se diera un incremento en la subida en el tipo de interés, hará que se eleve la cuota durante cada revisión. Hay quienes previamente a contratar una hipoteca de esta forma, realizan un estudio de gráficos históricos del comportamiento de la divisa respecto al euro, además de revisar opiniones y saber cual es la tendencia de la moneda en los próximos meses, revisando la mayor cantidad de datos posibles. Existe la posibilidad de contratar un seguro de cambio, lo que potencialmente permite equilibrar en cierta forma el tipo de cambio evitando perder debido al aumento del capital, pero tampoco ganar, es decir restar capital pudiendo mantener  ventajosos tipos de interés bajos que se da al elegir el franco suizo. Algunos expertos desaconsejan su contratación, ya que representa altos costes y no siempre cumple con el objetivo de su contratación. Los altos costes se dan en cuanto a la cobertura financiera, llevada a cabo al momento de la adquisición de las llamadas opciones que realiza la entidad. Estas opciones se refieren a los instrumentos derivados, lo que genera tener que pagar de forma diaria frente a la compra o ante la venta. En caso que la cobertura sea por un corto periodo no se genera un alto coste. Ahora si se da sobre la total duración de la hipoteca, no es lo más recomendable. Fuente: josportal
Publicidad
Comments are closed.