Publicidad
Publicidad
Publicidad

Grecia siamo fuori

Como dirían los italianos al quedar fuera de competencia Grecia siamo fuori y por cierto no es nada graciosa la frase si nos remitimos a Grecia, y viendo los últimos resultados de las elecciones en Grecia y los desacuerdos entre los partidos para formar gobierno es mas certeza que duda la probabilidad de que Grecia quede eliminada de la zona euro teniendo que salir. Ahora que está más que aceptada esta salida y que no espanta tanto como meses anteriores las dudas se dan en el después de la salida de Grecia del euro que toca y si en verdad tiene serias consecuencias.

Pro consecuencias hay que nombrar varios aspectos, si efectivamente Grecia dejara la Eurozona. Y una muestra de ello lo han dado el 70% de los votantes griegos durante las elecciones del pasado 6 de Mayo y más allá de los desacuerdos hay que ver los partidos más votados fueron los que más rechazan las duras exigencias y condiciones a Grecia como moneda de cambio por los préstamos en dinero de los planes de rescate que alcanza los 174.000 millones de euros, y los partidos prometen que si suben al poder no aceptarán ninguna de las condiciones.

Por un lado Grecia puede querer permanecer en la zona euro y otra es no poder sustentar esa permanencia, si bien en algunas encuestas dan que el 80% de los griegos desean mantenerse en la Eurozona y como divisa el euro, pero si terminan votando a partidos que casi que rechazan seguir dentro es difícil saber que es lo que quieren realmente, una opinión sincera es queremos seguir perteneciendo pero no a este precio y la respuesta del FMI, Alemania y Bruselas podría ser es el único precio y si no pueden pagarlo sería bueno que salgan por la puerta lo más elegantemente posible y sin hacer escándalo como un maitre de restaurante sacaría a un cliente que no pudiera o quisiera pagar la cuenta o molesto.

Hay que ver la capacidad del límite a soportar de los socios de la Eurozona, hasta donde soportarán las indecisiones del gobierno griego y de la falta de resultados y a sentar un oscuro precedente para la zona euro que sería aislar fuer de esta a uno de sus miembros. Como diría un médico se puede tratar de curar a un enfermo peo cuando lo que padece amenaza con contagiar a los demás no es abandonarlo es tratar de que los sanos no se enfermen o por lo menos no se agraven.

Todavía están al alcance de la mano de las autoridades de la Eurozona los planes de contingencia ante la salida de Grecia que fuera elaborado cuando se dio el polémico referéndum nacional de Octubre promovido por el entonces presidente Yorgos Papandréu para votar si los griegos querían seguir en la Eurozona. Si así fuera Grecia deberá volverse en sus pasos hasta llegar a donde estaba antes del euro y al dracma.

Entre las herramientas que dispone la zona euro están el nuevo fondo de rescate permanente con 500.000 millones de euros y el tratado internacional que le permite comprar bonos soberanos en el mercado abierto, además de la facultad de entregar capital en bancos de la Eurozona algo que podría estrenarse con la banca española.

Pero seguimos sin saber que podría pasar con la salida de la Eurozona, se preguntarán al leer esto, tal vez alarguemos el momento de dar las posibilidades no por ser misteriosos o agregar drama innecesario sino por que no hay certezas.

Por lo pronto se estaría elaborando los mecanismo que abran las compuertas y dejen salir solo a Grecia y no que se abra de par en par para que huyan cual caballos salvajes a la libertad los demás, y para que sea vista la salida como el único remedio y un sacrificio necesario.

Grecia de no recibir otro tramo en préstamos, se vería impedido de pagar la Seguridad Social y los salarios del sector público entre otras linduras.

Quieren mas consecuencias, que el BCE para incendiar mas a Grecia les retenga los fondos a los bancos griegos, esto más que tropezar en la oscuridad de la que se vería insumido el país los haría caer derecho al un pozo sin fondo, además de que el Gobierno de Grecia debería de negociar cual sería su papel dentro de la UE ya que existen puntos legales en caso de salidas y precios a pagar.

Por si no fuera poco lo anterior, Grecia debería afrontar consecuencias económicas, por lo pronto su moneda el
dracma pasaría a devaluarse de entre el 15% y el 20% sobre la media de la Eurozona según el FMI calcula para un correcto balance por cuenta corriente.

Si bien la palabra devaluación genera escozor a Grecia la haría competitiva pero desde aquí ya las posibilidades dependen del Gobierno de turno y su política por lo que las consecuencias varían según el partido gobernante, las políticas monetarias y demás.

Algunos en Grecia no serán tomados por sorpresa si sale del euro, estas son algunas de empresas griegas, como si ya anticiparan la llegada del fin de los tiempos ciertas grandes compañías se prepararon con planes de contingencia ante una salida de Grecia. Mientras que las empresas medianas están expectantes, y otros empresarios están tratando de que las ganancias en el extranjero también tienen sus planes.

Imagen: http://www.absolutgrecia.com

Publicidad