Publicidad
Publicidad
Publicidad

Grecia no cumplirá con el objetivo de déficit

Por mucho esfuerzo que se haga y plan de ajuste que se aplique Grecia parece no poder cumplir con las expectativas puestas aún cuando cueste de parte de los mercados y la eurozona.

No queda otra que confirmar las dudas de los que desconfian de la capacidad griega de salir adelante, y si vamos a los dichos del ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, terminó reconociendo que no podrán cumplir con el objetivo de déficit público para 2011.

Otro problema que afrontará es que el Gobierno no quiere volver a aplicar más planes de ajuste y austeridad ya que concideran suficientes no por resultados más bien por la incapacidad de soportar otro más por parte de los griegos.

Otro de las consecuencias es que además de más huelgas, protestas, y empeorarán los ingresos fiscales de Grecia.

Economía de Grecia:

El mismo ministro de Finanzas, prevé que la economía de Grecia pasará a contraerse en un 5% en 2011, superando la previsión del 3,8%. Además de que se dará un desmejoramiento a nivel general lo que no podrá alcanzarse el objetivo de reducción del déficit del 7,6% a partir del 10,5% de 2010, esto hace pensar que antes que finalice 2011 habrá novedades y no de las buenas lo que se reflejará en los mercados.

Consecuencias:

Una de las primeras consecuencias de la noticia que Grecia no lograría conseguir reducir el déficit, lo que ya se reflejó en una subida de la prima de riesgo en España e Italia.

Mientras el Gobierno griego está en plena tarea del presupuesto para 2012, además de reformas estructurales con el objetivo de lograr un crecimiento de la economía de Grecia.

Déficit de Grecia:

Según los inspectores creen que si no se aplican nuevas medidas por parte del Gobierno, el déficit de Grecia llegaría el 8,5% del PIB durante 2011. Ante esto es que el Gobierno debería aplicar una serie de recortes por 1.700 millones de euros.

El segundo rescate de Grecia prontamente muestra que no ha servido para nada, que ha sido dinero mal gastado en un país que en los últimos años es el lastre de la eurozona y que no hace más que dar dolores de cabeza a sus socios y a los mercados y captando tanto dinero que se asemeja a un político en campaña que promete mucho y no cumple nada, el descreimiento es notable ya que ni siquiera en lo mínimo parece no poder cumplir, no se trata de dejarlo solo o no, sino de que por qué creer y asignar tanto dinero cuando no cumple un rol de importancia en la eurozona no más que lo ha hecho su riquisima historia y monumentos en ruinas eso es el recuerdo de lo que Grecia fue alguna vez y de la que nos enseñaron pero que su esplendor no es más que el brillo de su historia no su actualidad. No es menospreciar a Grecia es darle el valor que debería tener y que por especulación o quién sabe qué, pero se le teme a su caída, salida de la eurozona no debería ser tan mala si no fuera por las consecuancias que traería una manzana en mal estado si sigue en el cajón tarde o temprano termina afectando a las demás. Por lo que no puede ser tan malo sacarla del mismo.

Imagen: 316lamejornoticia

Publicidad
Comments are closed.