Publicidad
Publicidad
Publicidad

Galicia: precios en alquileres para el verano

playa-de-las-catedrales

Al llegar las vacaciones estivales, por los precios y la actualidad del mercado, al parecer es preferible contratar todo a último momento.

Por lo que deja ver el actual mercado inmobiliario, hay varios caseros que no rebajan los precios, pero al ver el peligro de no poder alquilar en estas vacaciones, sus viviendas tendrán que ceder.

Agosto es el mes donde se observan mayor cantidad de pedidos de alquileres para las vacaciones veraniegas, pero se sabe que julio es donde se notan más las rebajas, por ejemplo durante el septimo mes del año, un piso de dos habitaciones cuesta en 1.800 euros, mientras que en agosto suele acercarse a 2.500 euros.

Por diferentes causas, sobre todo la actual crisis, ha bajado la demanda de alquiler de viviendas y pisos en varias localidades, con referencia a veranos anteriores. Uno de esos lugares es la costa gallega. Se estima que a pesar que en los precios no ha habido suficientes descensos, con el correr de los días esas rebajas se producirán, sobre todo cuando se acercan las vacaciones.

Según informes de inmobiliarias que se sitúan en los rincones más turísticos de Galicia, se ha conocido que agosto sigue como el mes donde se registran más solicitudes y que el nivel de demanda en ese mes es estable comparada a otros años, pero en cambio en julio ha habido una baja.

Por ejemplo en Sanxenxo, una localidad de Galicia y una de las más concurridas a la hora de veranear se encuentra Rías Baixas, y su ocupación es un buen indicador de cómo está el mercado. En agosto el nivel de ocupación llega a un 70%, según algunas inmobiliarias, mientras que en otras llega hasta el 90%, siendo un nivel habitual a esa altura del año. En julio el nivel de ocupación llega a un 30%, siendo un nivel bajo comparándolo con otros años.

La segunda quincena del mes de julio antes era fuerte en cambio este año se presenta un nivel bajo.

En Sanxenxo así como Portonovo y Grove, localidades cercanas, se ha notado un estancamiento de los precios en los últimos  años sin llegar a bajar dichos precios. En estas localidades hay muchos veraneantes de Madrid y varias comunidades del interior, por información dada por inmobiliarias se sabe que en zonas costeras que no son tan conocidas se nota mucho más el bajón en la demanda.

En lo que es el norte de la comunidad gallega dónde existen otros puntos turísticos hay una fuerte baja en la demanda. Un ejemplo es Mera que se sitúa en el municipio de Oleiros, es uno de los lugares más concurridos por parte de los veraneantes de Madrid y que tienen un alto nivel económico, este pueblo es elegido por sus arenales y por estar cerca de la ciudad de La Coruña. Pero a pesar de esto para este año el nivel de ocupación cayó.

Por información dada por las inmobiliarias de la localidad, en julio existen pocas reservas hechas y para agosto el nivel de ocupación llega a un 60%, cuando en veranos anteriores se llegaba a un 90%. Pero aún así los dueños no ceden en cuanto a rebajar los precios, dónde en esta zona suelen ser de 2.000 euros o hasta 3.000 euros al mes.

En la inmobiliaria Gesmera comentan que si en junio no se alquilaron, van a tener que hacerlo lo que indicaría que dichos dueños tendrán que hacer rebajas. Misma opinión tienen en Cega inmobiliaria que trabaja en otras playas cercanas a La Coruña, playas como Santa Cruz  y Bastiagueiro.

Publicidad