Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Fusion Iberdrola e Iberdrola Renovables?

Las fusiones siguen dándose en el entorno comercial español. En esta ocasión, vemos cómo el consejo de administración Iberdrola tomó la idea de proponer una fusión por absorción con su filial Iberdrola Renovables, informándolo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para poder hacer esto, Iberdrola debería absorber a su filial por medio de una ecuación de canje de 0,488 acciones de Iberdrola, cotizadas a 0,75 euros de valor nominal, por cada acción de Iberdrola Renovables de 0,5 euros de valor nominal cada una. De esta manera, incluirá una prima del entorno del 16,7% sobre el valor medio de cotización de los títulos de la filial de Renovables durante los últimos seis meses.

Acto seguido, la CNMV suspendió cautelarmente la negociación de los títulos de Iberdrola e Iberdrola Renovables y se explicaba “por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores“.

Destacamos que, en el momento de decretarse la suspensión, las acciones de Iberdrola cotizaban a 5,99 euros, mientras que las acciones de Iberdrola Renovables a 2,736 euros.

Volviendo a la ecuación previa, cada título de Iberdrola Renovables se valoraría en 2,978 euros, es decir, sumándole una prima del 16,7% sobre el precio de las acciones de los seis últimos meses, pero lamentablemente es la mitad de los 5,3 euros a los que comenzó a cotizar en diciembre de 2007.

Por otra parte, parece que también disfrutaremos de dividendos extraordinarios si es que los propone la filial, valuados en 1,191 euros por acción. Si esto ocurre, la ecuación de canje sería de 0,29936662 acciones de Iberdrola por cada una de Renovables.

Si tomamos en cuenta dicho precio, el valor de Iberdrola Renovables es de 12.638 millones de euros. Para poder llevarse a cabo la fusión, se requerirá de una ampliación de capital en Iberdrola y así atender la ecuación de canje. Siguiendo los cálculos que realizó Reuters, si existe dividendo extraordinario, la ampliación necesaria ascendería a unos 1.500 millones de euros.

¿Cuál será el beneficio de esta operación?
Pues parece que no es poca cosa, dado que la compañía ha informado a la CNMV de que la operación creará sinergias de 20 millones al año para el grupo. Asimismo, gracias a la fusión se podrá optimizar la capacidad de gestión del grupo y el perfil de crecimiento.

Es importante saber que, en mayo se procedería a la junta general ordinaria de ambas compañías para aprobar la operación, y el cierre del proceso tendría lugar ante del 10 de julio.

Otra de las consecuencias inmediatas de la fusión de ambas Iberdrola, será que se buscaría diluir la participación de ACS. La constructora posee el 20% de la eléctrica por medio de diferentes instrumentos, y la misma plantea no perder representación en el consejo de administración de Iberdrola..

En concreto y para finalizar, Iberdrola recomprará el 20% de Renovables a los más de 100.000 minoritarios que acudieron en diciembre de 2007 a la colocación bursátil de esta compañía.

En el caso de no repartir dividendos, Iberdrola debería ampliar capital en 421 millones de títulos para recomprar los 844 millones de acciones de Renovables que suponen el 20%. Asimismo, en total por el 20% de Renovables, se desembolsarían hasta 1.000 millones de euros en efectivo y 251 millones de títulos de Iberdrola.

Así, Iberdrola coloca una piedra en el camino de ACS para no dejarlo entrar en el consejo de la eléctrica y alcanzar el 30% de su capital.

Imagen: Google

Publicidad