Publicidad

Europa y la crisis en la próxima década

Se dice que en temas delicados es mejor ser realista antes que positivo aunque se parezca un pesimista, y vaya que el presidente del Bundesbank Jens Weidmann es realista aunque se lo tilde de pesimista, al decir que Europa proseguirá en medio de la crisis además de sufrir los efectos en lo que dura la próxima década. ¿Lamentable? Sí ¿cierto? también……!!

Así es la visión del presidente del Bundesbank y tal vez por esto es que estima que pueda haber una bajada de tipos del BCE. Además de que pese a las medidas la crisis persistirá y von ello los efectos si bien puede que se reduzca su crudeza, además de que los políticos tienen y deben seguir aplicando más medidas. El problema no es tomar medidas si no que las que se aplican sean las indicadas. Tal vez uno es pesimista y José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, demasiado optimista ya que estima que lo peor de la crisis europea ha pasado.

No solo Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, opina que la crisis demandará salir de ella toda una década, muchos analistas también simplemente algunos son escuchados y otros ignorados. Mientras podría haber una rebaja de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE)-siempe que los nuevos datos económicos y de inflación lo ameriten-.

Medidas que encaminan pero no solucionan:

Ni así significará salir de la crisis, en Europa y la Eurozona, por lo que impulsa a los políticos a aplicar medidas que lleven al crecimiento y el crédito a las pymes las creadoras de empleo como el caso de ayudas a las pymes españolas algo que compraten con la falta de crédito a las pymes del sur de Europa, lo que impulsa a que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) sea el indicado.

Divisas y Tipos de Cambio:

Otro de los frentes que atacó se trata de las políticas de ciertos gobiernos en cuanto a los bancos centrales como fórmula de darle impulso a sus economías y que los bancos centrales no manipulen los tipos de cambio, Japón y Hungría, son solo alguno de ellos. Además de darle salud y credibilidad al euro.

Publicidad