Publicidad

Europa del este

Algnuos de los países de la Unión Europea por estos días se presentan con dificultades en su mayoría debiendo recurrir a planes de rescates en el caso de los rescates de Grecia y de Irlanda, con crisis económicas de por medio y altas tasa de paro como en España. Viendo que las noticias siempre redundan sobre los mismos países integrantes de la UE, es bueno repasar que existen otras naciones que integran el bloque de Europa del este o también llamada Europa Oriental. Alguno de los países de Europa Oriental pasaron por severas crisis políticas y económicas con estallidos sociales de por medio. Algo que se ha trasladado a Grecia en el peor de los casos, y durante los últimos años se han ido recomponiendo sus tejidos sociales, políticos y económicos e incluso alguno de ellos lo han hecho sin modificar su tipo de cambio algo que puede desmentir ciertas políticas que elevan la importancia de pertenecer al euro. Para Anders Aslund, investigador senior del Instituto Peterson de Economía Internacional, tal vez el principal factor de la crisis financiera que sufrió Europa del Este se debiera a un ciclo de auge y caída del crédito. Además de que estos países habían atraído a grandes flujos internacionales de capital, esto a partir de lo que denomina “laxa política monetaria mundial” además de facilidades en las condiciones comerciales. Lo que generó al final una alta concentración de préstamos bancarios a corto plazo, con lo que se financiaba la fuerte y mala inversión inmobiliaria y de consumo, junto al incremento de la inflación. No obstante esto, también convivían los déficit de cuenta corriente, que disparaba la deuda externa en el sector privado. Contrario a lo que debieron llevar a cabo diferentes países para salir de la crisis debiendo devaluar, algo que sin embargo Letonia, Lituania y Estonia no realizaron y pudieron recuperarse de sus respectivas crisis y hoy día mantienen las esperanzas de un día integrar el euro como lo ha hecho Estonia recientemente. Estos últimos países en cambio realizaron una devaluación a nivel interno, con reducción de salarios de por medio y durante el año 2009, lograron reducir el gasto público entre el 8% y el 10% del PIB. Uno de los ejemplos a tomar puede ser el de Letonia que decidió recortar salarios estatales hasta el 35% además de eliminar organismos públicos. Aunque fuera impopular cerró prácticamente la mitad de sus hospitales además del despido de maestros. En cambio Lituania, se volcó por reformar el nivel de educación superior y poder lograr una mejora sustancial. Otro ejemplo ha sido que, más allá de elevar los impuestos de valor añadido, no recurrieron a subir impuestos en la renta, y los siete países que fijaron un impuesto sobre la renta lo han mantenido. En tanto que, Hungría, Letonia y Rumania requirieron de una serie de programas de del Fondo Monetario Internacional (FMI). A todo esto y tras la crisis, puede decirse y notarse que los miembros de Europa del Este se muestran con buenos datos en lo fiscal a diferencia de algunos integrantes de de la eurozona. Imagen: Google Fuente: euribor
Publicidad