Publicidad

Errores que no debes cometer en el trabajo

Hemos preparado un buen curriculum, la entrevista de trabajo nos salió bien y finalmente nos han elegido para ocupar el puesto de trabajo. Una vez dentro de la empresa debes tener claros los errores que un profesional no debe cometer en su vida laboral.

El mercado laboral ha cambiado mucho en los últimos años y la necesidad de reciclarse y mejorar la empleabilidad se hacen imprescindibles para mantener el puesto de trabajo. Si a esto le sumamos las dificultades para encontrar en la actualidad una oportunidad laboral el imperativo se hace aún mayor.

 Errores más frecuentes

Creer que por ser fijo nunca te despedirán. Esta es una idea que la crisis ha demostrado no ser cierta y debemos desterrar. Cada vez más personas, independientemente del tipo de contrato que tengan, temen por sus puestos de trabajo. Esfuérzate diariamente y demuestra que sigues motivado como el primer día.

No renovar y actualizar tus conocimientos. Puede que los conocimientos que tenías cuando entraste en la empresa te valieran. Pero las nuevas generaciones empujan fuerte obligando al profesional a un constante reciclaje de conocimientos. El gran cambio experimentado por el mercado de trabajo obliga a una adaptación a los nuevos tiempos. Manejo de nuevas tecnologías  adquisición de nuevos conocimiento o aprendizaje de idiomas deben figurar en tu curriculum aunque te encuentres ya empleado.

Anticiparse a las demandas del mercado laboral. El que no mejora su empleabilidad reduce sus posibilidades de ser contratado y aumenta las de ser despedido. ¿Qué demanda el mercado laboral en estos momentos?.Esa es la pregunta que debes hacerte para mejorar.

No valorar tu trabajo. Si tu mismo no valoras tu trabajo difícilmente lo apreciarán los demás. Debes tener confianza y seguridad en lo que haces. Debemos saber qué talento tenemos y aplicarlo a nuestro trabajo. Debes ser determinante a la hora de adoptar decisiones y valiente a la hora de exigir tus derechos como trabajador.

Quejarse continuamente. Puede que no te guste madrugar todas las mañanas o que no estés a gusto en tu puesto de trabajo pero ello no debe ser motivo para quejarse continuamente. Las personas negativas no son bien vistas en las empresas. Busca el lado positivo o busca aquello que pueda motivarte.

Se emprendedor. Si tienes una idea que favorezca el crecimiento de la organización o empresa para la que trabajas compártela sin miedo. La iniciativa y la motivación son percibidas como cualidades muy positivas en los trabajadores y muy valoradas por las empresas.

No saber venderse. No pases inadvertido. Si pides un aumento de sueldo pídelo con seguridad en ti mismo, sabiendo lo qué haces en la empresa, tus logros y cualidades profesionales.

No comunicarse con los compañeros o jefes de la empresaLa comunicación es esencial en la buena marcha de la organización. Los trabajadores deben estar coordinados entre ellos y su comunicación fluida. Pregunta siempre que tengas una duda sobre la labor que se te ha encomendado. Pide ayuda a tus compañeros si la necesitas. En caso de duda es mejor preguntar que hacerlo mal.

Desde Finanzzas recomendamos las lecturas relacionadas:

 

Publicidad