Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Eres de ese tipo de personas que nunca se jubilan?

Uno de los períodos de ahorro más largo de nuestra vida es el de la jubilación. Los planes de pensiones son uno de los instrumentos de ahorro más contratados con el fin de guardar dinero para mantener nuestro nivel de vida más allá de la vida laboral. Aunque cada vez esta más de moda la contratación de un plan de ahorro en vez del plan de pensiones, hay muchos que nunca llegan a jubilarse.

Para muchos, la vida está en el trabajo, y les apasiona tanto que rara vez pueden dejar de estar vinculados a ellos. En estos casos el plan de ahorro es una mejor opción, ya que dispone de características mucho más favorables. Aunque, la verdad es que el plan de ahorro es la mejor opción en todas las situaciones. A pesar de las ganas de muchos por terminar de trabajar algún día, los hay que no tienen intención de hacerlo nunca. Hay determinados tipos de personas que nunca dejarán de trabajar. Veamos cuáles son las más comunes:

jubilación

1. Broker

Aquellos que han tenido una mala planificación financiera son el primer grupo que se va a jubilar mucho más tarde, o que no lo hará nunca. Una mala planificación financiera o una situación extraordinaria son los elementos que obligan a retrasar la jubilación. Una gran cantidad de personas tienen dificultades para llegar a fin de mes, y ya no digamos para ahorrar con vistas a muy muy largo plazo. Después de estos años de crisis, que aún dejan huella, la jubilación será algo más tardía para una gran parte de la población. 

2. Adicto al trabajo

Hay una diferencia entre la persona que le gusta el trabajo, y que lo hace con entusiasmo, y la persona cuya vida es por y para el trabajo.  Como explica el Wall Street Journal, los adictos al trabajo tienen dificultades en la transición del trabajo a la vida de jubilado, porque gran parte de su identidad está unida a su carrera. El trabajo le proporciona estabilidad y equilibrio en su día a día. 

Cuando el trabajo es casi una adicción, puede ser devastador para la jubilación. Son importantes los grupos de apoyo, como adictos al trabajo anónimo, cuyo objetivo es ayudar a los adictos al trabajo a desarrollar habilidades nuevas para relajarse durante el tiempo de jubilación.

3. El inversor de éxito

Compraron casas o activos, hace años, y ahora son los propietarios. Oro, plata o una buena inversión de manera efectiva en el mercado de valores. A sus 60 años, el mercado de la bolsa y las inversiones es una forma de vida que puede dirigirse desde el sofá de casa. Esto ayuda a los jubilados a no parar nunca y a seguir como si no hubiese pasado el tiempo.  La mayoría de ellos lleva el control de sus rentas y de sus inversiones. Han hecho de la inversión una forma de vida.

4. Una nueva vida

Empezar los estudios más tarde, o realizar una nueva carrera universitaria, es la opción escogida por muchos jubilados, que deciden que su vida profesional no ha terminado. Ofrecen clases particulares, vuelven a sus empresas a tiempo parcial o ayudan a los nuevos empleados a mejorar en la empresa. Cursos, voluntariados, o actividades en grupo. Muchos jubilados encuentran su segunda vocación.

5. Los empresarios de éxito

Para el mejor CEO del año, un actor o un famoso no hay jubilación. La demanda de sus talentos son tan altos, y no paran de trabajar. De acuerdo con un estudio realizado por Merrill Lynch y Age Wave, el deseo de seguir trabajando hasta el último día es común en más del 60% de los más ricos del mundo. Pero no hay por qué ser rico. Muchas personas que tienen éxito (artistas, propietarios de pequeñas empresas, médicos) deciden no dejar nunca el mercado laboral.

Publicidad