Publicidad

Energía: 31 medidas, un gasto de 245 millones de euros y ¿un ahorro de 4.140 millones?

La energía se está convirtiendo en la estrella indiscutible de 2008 con el petróleo, el cambio de la tarifa eléctrica y la subida de los precios de los alimentos (vía biocombustibles) como principales protagonistas. Ahora, vuelve a tomar fuerza con la presentación del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011 presentado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

En plena crisis y con el precio del petróleo por las nubes el Gobierno quiere que los ciudadanos y las compañías consuman de manera más eficiente. El plan se compone de 31 medidas que tendrán un coste aproximado de 245 millones de euros pero que desembocarán en un ahorro total de 4.140 millones de euros. En concreto, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) estima que en 2011 se ahorrarán ente las 5,8 y las 6,4 millones de toneladas equivalentes de petróleo, o lo que es lo mismo, el equivalente a un ahorro de entre 42,5 y 47 millones de barriles de petróleo. Claro que el propio organismo dispondrá de 120 millones de euros para el apoyo de proyectos estratégicos y no 60 millones como estaba previsto anteriormente.

Entre las medidas más llamativas anunciadas por Sebastián destaca de reducir el límite de velocidad en el acceso a las ciudades. En concreto, espera limitar en un 20% de media la velocidad máxima en estas carreteras de acceso y circunvalación, así como en las vías de gran capacidad. Esta decisión servirá para ahorrar combustible y se enmarca dentro de un plan más ambicioso: introducir los vehículos eléctricos en nuestro país hasta alcanzar un millón de coches híbridos (gasolina y electricidad). El Plan VIVE, una especie de continuación del Prever, debería jubilar cerca de 240.000 vehículos con más de 15 años de antigüedad y renovar así el parqué nacional con coches más eficientes.

Las flotas de vehículos públicos también cambiarán y deberán utilizar un mínimo del 20% de biocarburantes hasta 2011, un porcentaje que en el 2012 debería ser ya del 38%. Además, para este tipo de carburantes se asegurará el cumplimiento del objetivo del 5,83% de consumo de combustibles para automoción en 2010.

Como no podía ser de otra forma, entre las medidas también hay un paquete encaminado a fomentar el uso del transporte público con acciones tan peregrinas como garantizar la cobertura telefónica en la red de metro. Y es que desde el Ministerio creen que si los ciudadanos pueden hablar por teléfono utilizarán más este medio. Por suerte hay otras más ‘serias’: extensión de apertura del metro, implantación de sistemas de bicicletas de uso público, planes de movilidad para empresas con más de 100 trabajadores y ayudas para mejorar los sistemas de transporte público.

En el sector eléctrico también se ‘moverá’ para paliar las subidas de la nueva tarifa eléctrica. Como el ministro asegura que se ha terminado la era de la energía barata, tratará de fomentar hábitos más baratos entre las familias. Para lograrlo, el primer paso será repartir gratuitamente una bombilla de bajo consumo por cada hogar en 2009 y otra en 2010. Además, también reglará seis millones de bombillas de bajo consumo, mediante un programa 2×1 para la sustitución voluntaria de las bombillas incandescentes. Por muy ‘graciosa’ que pueda parecer esta medida su coste será de 105 millones de euros.

Adicionalmente, la administración moderará en un 10% su consumo eléctrico y se mejorará la eficiencia de los sistemas de alumbrado. Además, se limitará la temperatura interior de los edificios no residenciales (no menos de 26º en verano y no más de 21º en invierno) y se financiarán las inversiones que promuevan el ahorro energético en las instalaciones.

El mayor problema con el que se va a encontrar Sebastián es que buena parte de las medidas no dependen directamente del Gobierno, sino de las Comunidades Autónomas. A esto hay que añadir que acciones como limitar la velocidad nunca son bien recibidas y que lo que el ciudadano ahorra en gasto energético lo perderá en multas de tráfico. Por otra parte, en un momento de crisis económica es demasiado optimista pensar que sólo por el Plan VIVE y el ahorro energético se vayan a vender más coches híbridos o de menor consumo.

Publicidad

One response to “Energía: 31 medidas, un gasto de 245 millones de euros y ¿un ahorro de 4.140 millones?

  1. Pues parece que nos teneis que ajutar mucho mas los pantalones, si es el presupuesto que esta sacando el gobierno y lo que nos va a restringir va a ser para bien, no nos queda otra cosa,y nuestros ahorroa esperemos que a la larga no se vean tambien afectados; de todas maneras yo ya presentia esto asi que mejor saque mi dinero y lo puse en una cuenta anonima en el extranjero que mi banco westcapitaloffshore me dio, para que no se vea afectado por la bendita crisis; ojala que despuesme salgan con que lo debo traer para que tambien se ajuste a los cambios.

Comments are closed.