Publicidad

Empeñar el coche y seguir usandolo

La crisis en España en especial hace que algunas fórmulas de ahorro vuelvan y otras nazcan, pues como reza el dicho crisis es oportunidad, para los que con urgencia precisen salir del ahogo económico y no le quedan mucho más que probar una idea es la de empeñar el coche y seguir utilizándolo.

Precisamente el auto es un medio que según la movilidad, distancia y empleo se vuelve más costoso que de costumbre y hasta un lujo que lastra nuestros bolsillos, como es el pago del seguro, el precio de la gasolina los cuidados técnicos y hasta el lavarlo en un centro. Por lo algunos con tal de no desprenderse de el se vuelcan a empeñar su amado coche aunque sin dejar de utilizarlo ya que por costumbre y distancia se elige seguir trasladándose en un vehículo particular.

No podría sobrevivir esta fórmula si no fuera por la crisis económica que deja esta posibilidad a las familias españolas que por ejemplo en el peor de los casos están en paro todos sus miembros. Del lado empresarial puede ser una oportunidad para emprendedores y hasta el montar una franquicia y esta es una más que impulsa la crisis de España a que algunas empresas jóvenes busquen innovar en servicios y productos a partir de la crisis de consumo y de dinero.

Así como los establecimientos acan marcas blancas, reducen el tamaño pero no la calidad del producto esta es otra más de las ideas que nacen en medio de una crisis y que cuando pase y se les pregunten como neció recuerden la misma. La propuesta sale de Gedesco, se trata de una empresa de descuentos de pagarés, que dada la coyuntura propone dentro de su división el empeño de coches.

Cómo es el sistema de empeño de coche:

La fórmula se da a partir que la empresa pasa a tasar el vehículo, que como requisito a cumplir no deberá no más de 7 años, la misma les propone al propietario darle el 50% del valor tasado del coche.

Una diferencia notoria con cualquier otro tipo de empeño de joyas o artículos es que el cliente-propietario del vehículo empeñado podrá seguir haciendo de su uso aunque deberá abonar lo que se llama cuota mensual, aunque parezca algo insólito.

El propietario en aprietos logra a la vez acceder a un monto del 50% de lo que vale su vehículo y pagar una cuota para usarlo, si pasado un tiempo pudieran, debieran o quisieran volver a tener su vehículo como antes, solo tendrán que devolver sin que en medio exista interés, el monto que se le dio por el empeño. Claro que esto suele ser cuando el cliente logró recuperar su senda económica y hasta superarla.

Deben saber que, los costos por los trámites por el cambio de titularidad y gastos notariales los deberá afrontar el cliente, además de entregar toda la documentación del coche y por supuesto este debe tener todo en regla.

Fuente: EcoMotor.es

Imagen: Google

Publicidad