Publicidad

El salario medio de España es un 34% inferior a la media de la UE-25

Además de la crisis que atavesamos y con un gran número de personas en el paro, nos enteramos de que los sueldos medios en nuestro país son muy inferiores a los del resto de países de la UE-25.

Esto no es ninguna novedad porque basta con viajar a Alemania, Inglaterra o Italia para comprobar que hay una gran diferencia entre salarios por realizar los mismos trabajos y encima más horas.

El salario medio anual bruto en la UE-25 fue de 32.414 euros. Sin embargo, dicha media esconde una gran disparidad, ya que en países como Dinamarca, Reino Unido o Alemania, la remuneración promedio supera los 40.000 euros anuales, mientras que en los países del este no superan los 10.000 euros. En España, el salario medio anual bruto es de 21.402 euros.

Según el informe de Adecco que ratifica esta situación, entre 2002 y 2006, el salario medio español se alejó de la media europea, ya que la remuneración promedio en la UE-25 tuvo un incremento real del 3,9% y la española sólo de un 1,3%. Es el único país de la muestra que, estando por debajo de la media, no se aproximó a la misma.

Por sectores, el mayor salario medio de la UE corresponde al sector de banca, seguros y finanzas, de 50.186 euros brutos anuales (siendo el del Reino Unido el más alto, de 74.667 euros), frente al sector de hoteles y restaurantes, que presenta la menor remuneración, de 21.461 euros.

España presenta la misma tendencia, siendo el salario del sector con remuneración media más elevada banca y finanzas, con 40.012 euros, que es un 164% superior al de la actividad con menores retribuciones, hoteles y restauración, con 15.164 euros.

La remuneración media de la UE-25 muestra una mejora real (es decir, descontando la inflación) en el periodo de 2002 y 2006 en todos los sectores de actividad. Banca y finanzas registró el aumento más marcado, del 12,5%, en tanto Hoteles y Restaurantes, el más tímido, del 2,1%.

España presenta la evolución más desfavorable de la tasa de paro del conjunto de países analizados: en el segundo trimestre ha aumentado 2,5 puntos porcentuales y a final de año se espera que lo haga 2,6 puntos. A final de año, la tasa de paro alcanzará el 11,2%, la más elevada de la UE y con una diferencia de 3,9 puntos respecto a la media europea, la mayor distancia desde comienzos de 1999.

El peso de la desaceleración del crecimiento del empleo está siendo soportado principalmente por los hombres, que han visto disminuir su ritmo de acceso al empleo a una tercera parte de lo que era un año antes (del 1,9% al 0,6% del segundo trimestre de 2008), mientras la ocupación femenina continúa aumentando a un paso similar (del 2% al 2,1% actual). Para final de año, el ritmo de contratación tenderá a moderarse también en el caso de las mujeres: el crecimiento interanual será del 0,4% y el 0,7%, respectivamente.

Publicidad
Comments are closed.