Publicidad

El PNV y el futuro de País Vasco

El PNV, los nacionalistas ya es claro que ganaron en País Vasco, como que también fue histórica esta elección vasca al ser las primeras elecciones en las que no está la presencia de la ETA. Tampoco fue por goleada el triunfo de PNV, en unas elecciones en las que se ubica detrás los independentistas de EH Bildu.

En el desglose los nacionalistas están captando 2 de cada 3 escaños en Euskadi, con la realdiad de que el candidato del PNV, Íñigo Urkullu, se convierte en lehendakari una decisión tracendente será la que incumbe a llevar adelante un pacto abertzale, otro camino es el de hacer ciertos acuerdos, una pista es que en plena campaña señaló que le daría cita a la segunda fuerza más votada detrás de su partido en este caso quedó EH Bildu. Esto más allá de los números que indican que los partidos nacionalistas son los que pueden festejar en grande tras estas elecciones siendo mayoría en el parlamento vasco. Entre otros temas además de los políticos también tocará ver otros temas que preocupan a los vascos.

Los últimos resultados dan 27 escaños-diputados para PNV y EH Bildu logró 21 escaños, entre ambas fuerzas llegan a 48 escaños de los 75 en juego, lo que les permitirá ejercer el control de 2 de 3 escaños. Puede que el nuevo Lehendakari podría volcarse a un acuerdo con Bildu con el que compartir una fuerza abertzale, las estrategías serán también dependiendo de las disposición y las monedas de cambio que deba dar puede que el PSE o Bildu no accedan facilmente.

Lo que han destacado es que, han sido las primerar elecciones en que se vivió la libertad de disponer ir a votar sin tener que pensar si la ETA toma represalias. Así como la presencia luego de debates sobre la izquierda abertzale gracias al fallo de la sentencia del Tribunal Constitucional tirando abajo la que ilegalidad de Bildu. Lo que también es otro avance además de haber logrado reconocimiento mediante los votos para Laura Mintegi, con sus mejores resultados.

No puede ser novedad que las dos principales fueras a nivel nacional, y que tuvieron los dos últimos gobiernos como son los del PSOE y PP, fue dispar sus elecciones aunque comparten ciertos retrocesos. En el caso de los socialistas, de contar con 25 escaños obtenidos en 2009 a quedarse en 16 diputados. El PP también perdió por el camino, tenía 13 escaños y ahora cuenta con 10 diputados.No solo es perder en número sino en poder imponer votos a la hora de ostentar fuerza.

El que no ganó ni perdió es UPyD ya que seguirá con su escaso único diputado. Sin dduas el que supo captar votos de los diferentes partidos ha sido Bildu que le fue quitando escaños a las demás fuerzas el único que se salvó fue UPyD.  No hubo sorpresa que la avalancha nacionalista se haya dado precisamente en las tres provincias vascas. Gran ayuda fue Guipúzcoa, que le permitió a PNV y Bildu ganar 18 de 25 escaños; Vizcaya, 17 de 25 escaños; y en Álava, se rompió la hegemonia de PP y PSOE tras ganar 13 de 25. Otro dato a destacar es que 2 de 3 diputados en el Parlamento Vasco corresponderán a nacionalistas, abertzales.

Imagen: PNV

Publicidad