Publicidad
Publicidad
Publicidad

El déficit de España en 2011 fue del 9,4% según Eurostat

Según Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, el déficit público de España del año pasado ha sido establecido en el 9,4% del PIB, lo que supone un incremento desde el 8,5% anterior tras la revisión a la que ha sido sometido.

Esta corrección se ha realizado teniendo en cuenta las ayudas inyectadas a Novagalicia, Catalunya Caixa y Unnim, al mismo que también han sido contabilizadas las facturas impagadas del Gobierno Central, de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales.

Sólo Irlanda registró un déficit superior al de España

Una vez conocidas estas nuevas cifras, el estado español se sitúa en la misma posición que Grecia (9,4%), en una Eurozona que vio crecer el déficit hasta el 4,1% en el pasado 2011, y hasta el 4,4% en el actual conjunto de la Unión Europea.  España se sitúa tan solo por detrás de Irlanda, que presenta un déficit superior al 13% de su PIB.

Los países con mayor nivel de deuda pública en 2011 fueron Grecia (170,6% del PIB), Italia (120,7%), Portugal (108,1%), Irlanda (106,4%) y Bélgica (97,8%). En el extremo contrario se sitúan Estonia (6,1%), Bulgaria (16,3%), Luxemburgo (18,3%), Rumanía (33,4%), Suecia (38,4%) y Lituania (38,5%).  Por otro lado, en 2011, el nivel de gasto público en la eurozona se situó en el 49,5% del PIB y el de ingresos públicos en el 45,4%. En España, estas cifras fueron, respectivamente, del 45,2% y del 35,7%.

Las ayudas del FROB

En julio, el FROB atribuyó al ejercicio de 2011 el deterioro total de los préstamos y de las participaciones públicas en el capital de Bankia, Catalunya Banc y NCG Banco. Lo que se había apuntado en los libros del fondo estatal como activos financieros por 11.051 millones pasó a valer cero. Las normas europeas obligan a computar como déficit público esas inversiones cuando el Estado (o en este caso el FROB ó Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) considera que pueden no ser recuperables.  Lo que queda claro es que según la normativa europea, “esas pérdidas tienen impacto en el déficit público”.

Un déficit que no deja de crecer

En marzo del presente año, el gobierno español informó a Bruselas de que le déficit alcanzado en 2011 era del 8,5% del PIB, Tras esta cifra, en mayo Hacienda tuvo que elevar la cifra hasta el 8,9% del PIB, al aflorar pagos a proveedores en algunas Comunidades Autónomoas, y especialmente en Valencia y en Madrid.  Y ya en agosto del presente año fue el Instituto Nacional de Estadística el que, trsa su rebaja en el crecimiento, elevaba el déficit público hasta el 9%.

Publicidad