Publicidad

El chantaje de Ryanair

Parece que la aerolínea de bajo coste Ryanair siempre vive en el límite de la polémica, habitualmente con los pasajeros por sus restricciones, en muchos casos abusivas, pero ahora ha comenzado a polemizar con las administraciones locales de los lugares a los que vuela.

Y es que Ryanair se aprovecha de su poder de negociación para exigir acuerdos preferentes y gastos en promoción turística de sus destinos con el objetivo de ganar más dinero.

La clave está en que Ryanair huye de los aeropuertos principales y se refugia en areopuertos secundarios donde goza de gran poder, ya que la mayoría de los vuelos que llegan son suyos.

Entonces, una vez que ha ocupado una situación dominante y que ha conseguido que el aeropuerto funcione casi exclusivamente gracias a la compañía irlandesa, comienza a exigir más y más.

Y el problema radica en encontrar el límite de las concesiones a Ryanair, ante el temor de que acabe por marcharse a otro aeropuerto, dejando vacío el aeródromo que abandona, vacío y abocado a la práctica desaparición o abandono.

Sin embargo, esta práctica de volar a un determinado destino a cambio de incentivos por parte de las Administraciones no es una práctica exclusiva de Ryanair, sino que otras aerolíneas de bajo coste como Air Nostrum o Vueling también la practican, aunque los irlandeses siguen siendo los que más vuelos acumulan.

Publicidad

2 responses to “El chantaje de Ryanair

  1. El problema es el cortoplacismo del gestor aeroportuario. En España sobran aeropuertos que compiten entre ellos al estar tan cerca unos de otros y cuando Ryanair mete sus aviones y empieza a fluir el dinero se inicia una rueda de inversiones que es sólo sostenible si los vuelos se mantienen.. Ryanair sólo juega con eso, que sí, que son muy ‘malos’ pero cualquiera en su lugar haría lo mismo.

  2. si las administraciones locales son tan tontas de confiar que Ryan Air conecta ciertos aeropuertos por la cara, pero para ellas.Tenían que pensárselo antes de hacer concesiones que, en tiempos de vacas flacas, no pueden mantener.Y me alefra por el aeropuerto de Girona, donde creían que podían exprimir los viajeros como limones, espero que se queden con una mano delante y la otra detrás, con la colaboración de Ryan Air, que les diga chao chao

Comments are closed.