Publicidad
Publicidad
Publicidad

El aumento de temperatura en Finlandia hace perder 550 millones de euros

Finlandia, uno de los países más fríos, pero que poco a poco va dejando de serlo por el cambio climático, va perdiendo dinero cada día. Como sabemos Finlandia es un país nórdico cuyas saunas son un reclamo cultural y parte de su historia, además de sus -35ºC en la zona sur, y de los -50º C en el norte. Unas temperaturas y una forma de vida que llama la atención a miles de turistas cada año.

Pero como sabemos el calentamiento global afecta de lleno a estos países, que pierden día a día parte de su país.  En los últimos 166 años, la temperatura media en Finlandia han aumentado un 2°C  según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Finlandia y el Instituto Meteorológico de Finlandia. Eso es el doble del aumento promedio global de 0,75 °C en el último siglo, que apoya la teoría de que el calentamiento es más pronunciado en las latitudes más altas, según el estudio.

Finlandia

Las temperaturas medias en Finlandia han tenido dos fases: desde la década de 1850 a la década de 1930, y luego desde 1960 hasta el presente. La pausa entre 1930 y 1960 se explica por los cambios a largo plazo en la actividad solar y la refrigeración causadas por la Segunda Guerra Mundial entre otras. El aumento de las temperaturas desde 1960 se han acelerado, variando el aumento de 0,2 ° C y 0,4 ° C por década. Los aumentos son más agudos en noviembre, diciembre y enero a pesar de ser meses de primavera. La congelación de los lagos ha sido cada año más tardía, y en la primavera, el deshielo es antes.

En el corto plazo, esto no es una pésima noticia para la economía de Finlandia, pero puede ser un problema más a largo plazo, que hay que comenzar a solucionar desde ya. Es cierto que este calentamiento  podría aumentar su cosecha de madera y la producción agrícola, ampliar la estación de esquí para el turismo, y reducir las facturas de electricidad de invierno. Pero por otro lado, los daños causados por las tormentas e inundaciones supone una amenaza financiera. Por lo menos 550 millones de euros en propiedad se encuentran actualmente en las zonas de inundación.

Publicidad