Publicidad
Publicidad
Publicidad

EE.UU en default

El peligro de EE.UU en default se ha esfumado y los mercados aunque reaccionaron con nervios, de a poco se irán corrigiendo las bolsas evitando que el default de EE.UU se llevará por delante a todas las economías mundiales y más a las que dependen sobremanera de Estados Unidos.

Todos deben en algún punto estar aliviados por la decisión sobre el límite de deuda de Estados Unidos que ha sido corrido gracias a la votación bipartidista, una señal que a pesar de las disconformidades se ha podido llegar a un acuerdo sobre el techo de deuda de EE.UU y además de dejar en suspenso salir del club de la triple AAA, y evitar el default.

Con lo que el techo de la deuda se elevará hasta un mínimo de 2,1 billones de dólares, aunque no podrá incrementarse hasta 2013 evitando que sea antes de las elecciones en 2012.

Junto a esto se prevé un recorte de 2,5 billones de dólares del déficit fiscal para los próximos 10 años, sin elevarse los impuestos que pretendía el Gobierno.

El techo de la deuda se elevará por un valor mínimo de 2,1 billones de dólares, pero no se podrá incrementar hasta 2013. También prevé un recorte de 2,5 billones de dólares del déficit fiscal para los próximos 10 años, aunque sin el aumento de impuestos que impulsaba el Gobierno.

Como piensan algunos aunque se respetara a los acreedores, igualmente habrá que seguir en los mercados. Y asi y todo respetando a los acreedores estos podrían como quién dice soltarle la mano a Estados Unidos y no seguir financiando.

La amenaza sobre una futura modificación en el rating de EE.UU aún puede darse sin importar el   acuerdo, si las calificadoras de riesgo terminarán sacándole la triple A.

Moody’s podría rebajarle la nota entre uno y tres niveles esto es entre una “Aa1” y “Aa3”. Por el lado de Standard and Poor’s con que un solo acreedor no le sea pagado a tiempo quedará la nota en la dramática “SD”, lo mismo que cesación de pagos selectiva. Algo nunca imaginado para Estados Unidos. Ya que temen que al queda con una nota “SD” los bancos centrales, los fondos de colocación común, salieran a la carrera a desprenderse de sus bonos del Tesoro generando un terrible efecto.

Los une el espanto

Una frase que define cómo pudo darse este acuerdo es esa que define que ante lo que se podría venir eligieron unirse en el voto. Igualmente la guerra entre ambos bandos se mantendrá esto es algo así como una tregua necesaria ante un enemigo en común que es el default, por más que el partido gobernante sea de símbolo demócrata las consecuencias de haberse dado caerían sobre todos sin descriminar símbolo político alguno.

Cuando hablamos de bandos siempre democráticamente hablando no son otros que los históricos partidos Demócrata y el Republicano, con la particularidad que entre los republicanos existe un sector sumamente afincado y definido como fundamentalista en sus pensamientos sector ocupado por militantes ultras del Tea Party que siempre están con el pensamiento más extremo entre las posturas.

Imagen: Taringa

Publicidad
Comments are closed.