Publicidad
Publicidad
Publicidad

EE UU: avanza la mayor reforma desde la Gran Depresión

EE UU ha lanzado la mayor reforma de reglamentación financiera desde los años 30 cuando el país tuvo que afrontar la Gran Depresión.

Según el secretario del Tesoro, Henry Paulson, la nueva legislación pretende hacer frente a la complejidad del sistema financiero moderno y a los desafíos de la globalización.

La Reserva Federal, fortalecida por las nuevas medidas, se convertirá en regulador de la estabilidad de los mercados y examinará las cuentas de cualquier empresa que suponga una amenaza potencial para el sistema financiero.

El responsable del Tesoro ha afirmado que el grueso de la legislación actual estaba diseñado para afrontar otros tiempos, como la Gran Depresión y sus leyes tenían su lógica entonces, aunque para estos días necesitaban una actualización.El paquete de medidas adoptadas se divide en tres grupos, a corto, medio y largo plazo.

  • En lo inmediato, está previsto modernizar el papel del Grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre los mercados financieros para incluir toda la información ligada al sector (protección de los inversores y de los consumidores, riesgos para el sistema); la puesta en marcha de una comisión de supervisión de préstamos hipotecarios; y reforzar la autoridad de la Fed para obtener ciertas informaciones de los bancos de inversión.
  • A medio plazo, se intentará fusionar la Securities and Exchange Commission (SEC), autoridad de regulación de los mercados financieros, y la Commodity Futures Trading Commission, reguladora de los mercados de materias primas. Desaparecerá la Office of Thrift Supervisión, encargada de supervisar los préstamos y depósitos de las cajas de ahorro; aumentarán los poderes de la Fed para supervisar los instituciones especializadas en los reglamentos y las transferencias; y se reforzará la reglamentación del sector de los seguros, en la actualidad atribuida a los Estados.
  • A largo plazo se creará una estructura de reglamentación nueva con varias agencias para eliminar las duplicidades y colmar las lagunas de la legislación actual; y se dará a la Reserva Federal poderes considerablemente mayores sobre el sistema financiero, incluyendo los bancos de inversión, compañías de seguros y fondos de inversión de riesgo.

La Fed podría investigar a estas empresas e imponer sanciones si la estabilidad financiera estuviera amenazada.

Publicidad
Comments are closed.