Publicidad

Edad de jubilación

La edad de jubilación es otro de los temas  de la agenda del Gobierno de Rajoy cuando despeje sus mayores problemas como el paro, la prima de riesgo y el rescate de la banca puede que decida algunas medidas. Mientras el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, se tomaba el tiempo para saludar que la UE le diera un respiro y relajara las presiones sobre España para que adelante la reforma del sistema de pensiones algo que debe ponerse en marcha en 2013, así el Gobierno podrá seguir con la reforma que fija la edad mínima de jubilación en 67 años en el año 2027 cuando se hace obligatoria.

Desde el mes de Mayo que, la Comisión Europea (CE) venía tratando mediante recomendaciones al Gobierno de España para que adelantara el período transitorio para retrasar  la edad legal de jubilación prevista por la reforma. El relajamiento se da a partir de que el Consejo de Empleo y Asuntos Sociales de la UE en Luxemburgo, en el que el conjunto de los Veintisiete aprobó que se modifique el texto y ya no figurara la exigencia para esto y dejando en claro y no dando a discusión que se adelante el período transitorio por lo que no se adelantará la prórroga de la edad de jubilación y liberando de presiones al Gobierno español y de dificultades a los trabajadores ante la reforma de las pensiones y se seguirá con lo estipulado en tiempo y forma de que  los trabajadores sigan más años en el mercado laboral aunque no fuera por esto la crisis hace que muchos se lo plantearan. Esta nueva edad legal de jubilación de 67 años se comenzará a aplicar iniciando en 2013 y progresivamente hasta que en 2017 será obligatoria.

 

El tema de retrasar la edad legal de jubilación vuelve a estar en tapa y es que es una medida que si bien están en muchos casos de acuerdo, la polémica gira en torno a cual es la edad de jubilación ideal algunos opinan que debe ser los 67 años y otros ir más allá de esta edad como plantea la OCDE. También lo plantearon los miembros de Analistas Financieros Internacionales (AFI); Estos creen que de no producirse una serie de reformas, en ese caso el sistema de pensiones tendrá un déficit estructural desde el 2020, teniendo un Fondo de Reserva que seguramente se agotará durante los próximos 8 años y la deuda del sistema de pensiones llegaría al 96% del PIB a mediados de este siglo XXI.

Por lo que, para que permanezcan los actuales ingresos del sistema en el mismo nivel que los gastos crecientes, se debe elevar el tipo de cotización, que es del 28,3% para el Régimen General de la Seguridad Social, pasándolo a más allá del 50% en 2029. Al lograr retrasar la edad de jubilación, posibilitaría elevar al mismo tiempo el número de años cotizados y también bajar los años de cobro de la pensión, pudiendo obtener más ingresos y reducir gastos, sin tener que reducir la pensión anual de los futuros pensionistas. Es por ello que no alcanzaría con extender la jubilación hasta 67, la edad legal de jubilación debería incrementarla un par de años más.

Por otro lado, se debería implementar nuevas medidas en cuanto a la reforma de las pensiones, como el de introducir un sistema que sea mixto diferido, que esté integrado por un seguro de capitalización individual para poder cubrir las pensiones de jubilación hasta edades avanzadas.

También existe el problema en el momento del retraso de la edad de jubilación sobre los grupos de empleados, no sobre los profesionales, sobretodo los que están más cualificados, serán los menos afectados debido a su menor riesgo de expulsión del mercado laboral y a los incentivos del sistema para extender su cotización.

Si se verán afectados los trabajadores manuales cualificados y no cualificados, ya que muchos deberán salirse de forma temprana del mercado laboral. De manera que, las prestaciones de aquellos con trabajos manuales por cuenta ajena o de bajo nivel sufrirán con el retraso de la jubilación.

Imagen: rtve.es

Publicidad