Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ecuador aprueba socializar las ganancias de los bancos

El pasado martes la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó la llamada Ley de Redistribución de los Ingresos del Gasto Scocial.  Esta nueva Ley contempla una subida de los impuestos a la banca con el objetivo de financiar programas sociales que beneficien a las clases más pobres y desfavorecidas del país.

El apoyo parlamentario que recibió el proyecto de Ley fue realmente importante, al obtener el voto a favor de 79 de los 94 diputados.  Tan sólo cinco diputados votaron en contra de convertirlo en norma jurídica.

Aumenta el impuesto sobre las ganancias de los bancos

Esta nueva Ley contempla una subida del impuesto sobre las ganancias de los bancos, que pasaría a ser del 23% desde el 13% anterior.  Además, fija un IVA del 12% para los servicios bancarios y elimina varias exenciones tributarias, lo que permitirá al gobierno de la nación recaudar unos 160 millones de dólares anuales.

Financiar proyectos para los más desfavorecidos

Estos ingresos que se obtengan a través de Ley aprobada estarán dirigidos a financiar parte del proyecto de aumento del Bono de Desarrollo Humano, pasando a ser este de 50 dólares mensuales cuando antes era de 35 dólares mensuales.  Los beneficiarios directos de este aumento serán cerca de 1.900.000 ecuatorianos pertenecientes a las clases más pobres, especialmente muchas mujeres indígenas y madres solteras con hijos a su cargo.

Control más exhaustivo de la banca

Con el ánimo de aumentar el control de las actividades de la banca y de evitar que ésta pueda repercutir el aumento de sus obligaciones impositivas en el usuario, también se aprobó que la Superintendencia de Bancos tenga potestad para fijar el coste de los servicios bancarios.   También se piensa impedir que la banca recurra a otros mecanismos para aumentar el coste de sus servicios a través de más controles y de sanciones ejemplares para aquellas entidades financieras que intenten repercutir estas reformas económicas en sus clientes.

La Ley aprobada también añade modificaciones a la vulneración del secreto bancario y la cual será solo de exclusivo uso tributario.  Se añade, por tanto, que “el uso indebido de la información será sancionado civil, penal o administrativamente, según sea el caso”.

Publicidad