Publicidad
Publicidad
Publicidad

Dos países, dos realidades opuestas

España y Argentina viven situaciones opuestas. España está en Europa, es decir en el primer mundo, y Argentina convive en el subdesarrollo de América Latina.

España, ha sido uno de los países que mas ha crecido en los últimos años, con una moneda fuerte como el euro, un sistema financiero fuerte, una Bolsa que marca tendencia en el continente y forma parte del bloque más importante del planeta, la Unión Europea.

Argentina, situada en el fin del mundo, ha devaluado su moneda considerablemente en los últimos años, con el pretexto de volverse competitiva en el mercado internacional, posee el sistema financiero más vergonzoso del planeta, carente de créditos sostenibles y cómplice de un saqueo que ha confiscado en 2002 los ahorros de sus clientes.

Además, forma parte de un impresentable bloque político y comercial llamado MERCOSUR, que no respeta sus bases de fundación, que no se comporta como un conjunto homogéneo, sino como un títere sin cabeza. 

Pero estas oposiciones, diría que irrefutables, tienen una similitud reciente. Ambos estuvieron paralizados por huelgas en el transporte que dejaron a sus ciudadanos carentes de productos, los que ahora se han encarecido de manera considerable.

Pero la resolución del conflicto ha marcado nuevamente las diferencias que existen entre dos naciones que miran hacia polos opuestos.  

Si bien en España el conflicto tuvo que ver con los elevados precios del petróleo, en Argentina el conflicto lleva más de 90 días, con un país paralizado por la protesta de productores agrícolas que reclaman el retroceso de las políticas que el gobierno impuso, a raíz del aumento de retenciones a las exportaciones de granos y ahora también de transportistas vinculados a esta actividad rural.

Mientras España vuelve lentamente a la normalidad, Argentina se hunde en una nueva crisis que tiene al interior del país aislado, sin combustibles desde hace 5 días, escaso de alimentos, y con los caminos cortados. 

Dos realidades de un mundo que demuestra a las claras las divisiones cada vez más evidentes entre países desarrollados y del tercer mundo.

Frente a un contexto internacional que demanda alimentos, Argentina ha perdido una nueva posibilidad, y no por culpas ajenas, sino por la misma ceguera de sus dirigentes, que con sus estómagos llenos, y su arrogante prepotencia, se olvidan que representan a una masa ciudadana que los han votado.

Una clara demostración, de dos países, dos realidades opuestas.

Publicidad

3 responses to “Dos países, dos realidades opuestas

  1. Creo que este post deja claro el nivel de ignorancia del escritor. No soy argentino pero no puedo dejar pasar por alto este comentario. He vivido en ambos continentes y puedo asegurarles que cada uno tiene sus cosas malas y buenas, he visto como los latinoamericanos tienen mas valores humanos y como en países europeos las drogas y el alcohol están acabando con la nueva generación. También he visto como las familias no representan una base solida en España y de como en países latinoamericanos son la base de la sociedad. No quiero ser racista ni menos clasista pero por desgracia de los latinoamericanos fueron los españoles los que salieron a colonizar los países latinoamericanos, muy distinta es la realidad de los países que fueron visitado por los ingleses… Podría extenderme a explicarles de como la economía de algunos países mantienen oprimida las de otros pero no es el fin de mi respuesta. Espero no haber ofendido a nadie ya que no es mi intención, pero no pienso tolerar un comportamiento así, el mundo debe ser mas comprensivo, tolerante y humano, el resaltar la debilidad de otro no me hace mas fuerte, pero si lo hace el ayudar al necesitado.

    Un abrazo a todos,
    Gianfranco.

Comments are closed.