Publicidad
Publicidad

Si vemos la definición de la Real Academia Española (RAE) sobre el Capitalismo señala que este término se trata de un “régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza”. Y es la definición mas exacta a la que se puede resumir pero sabemos que este sistema económico dominante en la actualidad y muy discutido, estudiado y injusto si se quiere tiene mucha mas lectura.

Se puede decir que el capitalismo existe desde que comienza el comercio en la Baja Edad Media hacia el siglo XIII, aunque su origen es algo difuso, ya que la producción de bienes pensada de forma exclusiva para su comercialización es algo que se va desarrollando durante el Feudalismo. Sin embargo, hay quienes prefieren hablar del descubrimiento de América (1492) y la entrada en Europa de grandes cantidades de metales preciosos como punto de partida de una economía de comercio de capitales. Por último, los más rígidos establecen el inicio en la Revolución Industrial del siglo XVIII alegando que el capitalismo implica la producción de grandes cantidades.

En cualquier caso lo que se produce es una evolución del comercio hacia sistemas económicos cada vez más complejos donde prima el beneficio económico sobre otros aspectos. Así, se puede hablar de una primera etapa de capitalismo mercantil en la Edad Media que da paso al capitalismo industrial y por último el capitalismo financiero, que es el sistema económico dominante del siglo XX.

El Capitalismo en Imágenes

Como casi todas las doctrinas económicas, el capitalismo ha ido evolucionando con el paso de los años y las aportaciones de nuevos pensadores y actualmente se puede hablar de distintas tendencias capitalistas. Sin embargo, existen una serie de elementos comunes en todas ellas que permiten identificarlas como sistemas capitalistas. En líneas generales el capitalismo se refiere a un régimen, estructura y orden económico en el que el capital predomina sobre el resto de elementos

El punto de partida del capitalismo es la propiedad privada de los medios de producción, que trabajan enfocados a la obtención de beneficio y donde el capital predomina sobre el trabajo como elemento de producción y creación de riqueza. El capitalismo parte de la premisa de un libre mercado en el que la oferta y la demanda fijan los precios de bienes y servicios, ya que cada uno de los actores del mercado (empresario y consumidor) busca alcanzar su máximo beneficio. Todo ello dentro de un sistema político que protege la propiedad privada y que interviene de forma limitada en la actividad económica.

Una definición menos técnica del capitalismo es la que lo relaciona con la tendencia inherente del ser humano a maximizar sus ganancias, algo que también se puede aplicar a la mayoría de sistemas económicos donde el beneficio figura en primer lugar respecto a otros temas como el reparto de la riqueza.

Evolución del Capitalismo

Existen distintas corrientes capitalistas en función de la aplicación política y social del concepto de capitalismo, aunque la más extendida es el liberalismo económico. La diferencia entre cada planteamiento estriba principalmente en el grado de control que el Estado debe ejercer sobre los mercados y su papel como impulsor de la economía. Es decir, entre quienes piensan que el mercado y la economía se autorregula y quienes piensan que el poder político debe guiar esta autorregulación.