Publicidad
Publicidad
Publicidad

Definición de novación

glosario-hipotecas-foto1

Para aquellos que no están satisfechos con su hipoteca, y deben empezar a interesarse por estos términos como subrogación hipotecaria, pasaremos a explicar en que consiste la Novación.

La novación, se entiende como el proceso a través del que una entidad financiera pasa a modificar las condiciones de la hipoteca ante la solicitud de los titulares de la misma. De manera que cuando se cambia la hipoteca, se pueden cambiar además los tipos de interés, así como el plazo o importe o hasta los titulares.

Este tipo de práctica, suele utilizarse cuando no existe conformidad con la hipoteca, debido a que los gastos derivados del cambio son demasiado bajos, aunque en ciertos casos ni hace falta cambiar la escritura, pero en otros casos sí se debe, puede darse cuando se requiere cambiar el tipo de interés, o cambiar aspectos de la hipoteca, si bien los gastos no suelen ser altos.

Algunos expertos señalan que, en un principio, dicha opción no exige costes de escritura pública, por que sólo con un documento del banco, como contrato privado, sirve. De manera que ocurriría en una posible reducción del interés fijo o del diferencial del variable, ésta opción, es la más recomendada ya que no se requiere del pago de comisiones de apertura ni cancelación.

Pero, las cajas de ahorro y entidades crediticias, en ciertos casos obligan a suscribir una escritura pública, con el objetivo de garantizar una mayor seguridad jurídica. Esto puede darse en casos en los que el usuario opta por cambiar la condición de su hipoteca, reemplazando el interés fijo contratado por otro interés variable. En esta opción, la escritura de novación sí será obligatoria.

En tanto que, los trámites de notaría, registro y gestoría sería de entre 200€ y 350€, este tipo de cifra sería en concepto de los gastos derivados del acta firmada ante un notario dónde figuran las nuevas condiciones pactadas entre partes, el contrato será derivado al Registro de la Propiedad.

En caso que el cambio que ha sido pactado sea para ampliar el importe de la hipoteca, esto traerá mayores gastos, ya que significa la única opción de novación que no se encuentra exenta del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, este tributo tiene una cuantía que va a depender de cada comunidad autónoma con competencias en la materia.

Dicho método ha crecido a partir de la crisis financiera, a la vez que los bancos endurecieron sus políticas de concesión de hipotecas. Por lo que el cliente que no le satisfaga su hipoteca, y desee una novación para poder refinanciar su hipoteca, le asiste el derecho de hacerlo para llegar a negociar mejores condiciones siempre con su entidad financiera.

Imagen: todorentabilidad

Publicidad