Publicidad

Cómo evitar los fraudes inmobiliarios más comunes

A la hora de elegir nuestro propio hogar, muchas son las opciones a las que podemos acogernos: compra venta, alquiler con opción a compra, alquiler por temporadas, vivienda compartida, subarrendamiento. Una vez decidido qué es lo más adecuado para nosotros, compra o alquiler, debemos revisar bien todos los papeles y estar al tanto de los fraudes inmobiliarios.

 casa

Hoy día, con la presencia de internet y el uso del email, las estafas se han multiplicado y, muchas veces, resulta difícil saber si lo es con certeza. En la siguiente lista encontramos algunos de los fraudes más comunes según:

  • Anuncios falsos en la red. Se trata de copias de anuncios reales online donde el defraudador trata de obtener un adelanto aun cuando el papeleo no está terminado.
  • Estafa desde otro país. Es el típico anuncio de un propietario que se encuentra en el extranjero, pide un pago por adelantado y trata de realizar la operación a distancia. Por lo general, el precio y las condiciones de la vivienda suelen ser muy atractivos, lo que nos crea ilusión al mismo tiempo que nos alerta.
  • Petición de los datos personales. En este caso, alguien contacta contigo por un anuncio que has publicado y te piden tus datos personales y bancarios para robarte el dinero de tu cuenta.
  • Prestamistas depredadores. Se trata de supuestos prestamistas que se aprovechan de los más vulnerables (personas mayores, inexpertos o con pocos recursos) y les ofrecen hipotecas con altos tipos de interés que les pueden llevar a la pérdida del inmueble.
  • Fraude de título inmobiliario. Mucho cuidado con este tipo de fraude también, pues se trata de un robo de identidad en el que el estafador finge ser propietario, utiliza documentos falsos y crea una nueva hipoteca dejando al verdadero propietario como responsable de los pagos.

Para evitarlos, podemos seguir algunos consejos:

  • Conocer la identidad del comprador y el vendedor. A menudo ocurre que el vendedor no presenta los papeles oficiales, lo que hace sospechar de una posible estafa. Para ello necesitamos tener en nuestras manos la documentación oficial sobre el registro de la propiedad, existencia o no de deudas pendientes sobre la propiedad, etc. Una buena opción para estar seguros en una compra venta o alquiler es ponernos en manos de agentes inmobiliarios reconocidos en mercados globales. Ejemplos de ello son fotocasa en España, lamudi en México y Colombia o buenacuerdo en Argentina. Ellos nos ayudarán a conocer la situación real del mercado y nos ahorrarán tiempo y dinero. Además, siempre podemos acudir al ayuntamiento de nuestra localidad para comprobar que todo esté en orden de acuerdo al IBI y a cuestiones relacionadas con los gastos generales (comunidad, etc).

hipoteca

  • Comprobar el estado de la casa. Aunque todo parezca estar en orden, debemos estar seguros de que el precio a pagar se corresponde con el estado de la propiedad. Es conveniente revisar las medidas para ver si son las mencionadas, las condiciones del inmueble, el estado de las tuberías, el cableado eléctrico, las instalaciones de gas. Lo mejor en estos casos es contratar a un inspector técnico que nos asegurará si todo está en orden.

Revisar el contrato. En este punto, entraría en juego el notario, quien puede darnos información sobre cada una de las cláusulas del contrato. Además, comprador y vendedor deberán tener un abogado especialista en bienes inmuebles, que nos apoye durante todo el proceso y se asegure de que los documentos proceden de instituciones oficiales.

Publicidad

3 responses to “Cómo evitar los fraudes inmobiliarios más comunes

  1. En España areacasa es una empresa con cero ética y profesionalismo conozco de varias personas que han sido estafadas con un apartado de fianza de 500 euros no confíen en esa empresa, abusan de la confianza de las personas y quieren verte la cara.

  2. Cómo es posible que delante del notario, en el año 2006, se me vendió una casa de protección oficial, alegando urgencia por parte de la otra parte (palabra que constaba en la escritura) y que fue suficiente para que el notario no investigara. Que yo sepa el articulo de la ley que permitía éste fraude de ley, se derogó en el año 2010… y no puedo hacer nada, el engaño está consumado (salvo error u omisión).

Comments are closed.