Publicidad

¿Cuánto nos costará vacacionar este verano?

El sol comienza a calentar en Europa, y con el aumento de las temperaturas, las vacaciones son el objetivo más próximo para dejar atrás las malas noticias que últimamente nos aquejan. Entonces, ¿cuanto nos costará vacacionar este verano?

A la hora de salir de viajes es fundamental una buena planificación, y buscar las miles de opciones que existen en el mercado.

Uno de los ítems a considerar es el lugar específico, y siempre debemos considerar la moneda en curso, puesto que al nivel que hoy tiene el euro, seguramente que los destinos fuera de la zona comunitaria, nos costarán menos dolor en el bolsillo.

Tal vez, si nos vamos fuera de Europa nuestra moneda nos permita gozar de mayor confort, sin embargo el pasaje aéreo será mas caro a medida que nos alejemos de casa.

Pero si nos quedamos en Europa notaremos diferencias de precios entre las disímiles regiones. Por ejemplo, un estudio de Expedia, sobre las playas más importantes de la Unión Europea clasifica con diversidad de precios los servicios que ofrecen, por ejemplo, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Grecia, Italia, Noruega, Portugal, España, Suecia, Países Bajos y Turquía.

En cuanto al precio de la tumbona en Europa, el precio medio es de 6,10 euros al día. El alquiler más barato, es el caso de las zonas costeras de Gran Bretaña, por 3,10 euros al día.

En la vereda de enfrente, las playas francesas de la Costa Azul francesa gozan de los precios más caros en el alquiler diario de las tumbonas. El precio medio es de 12,5 euros, aunque dependiendo de la temporada los precios se pueden disparar hasta los 34 euros.

Y si la opción es quedarse en España, notaremos que no es caro, si lo comparamos con otros sitios turísticos. El precio medio del alquiler diario en nuestras playas es de 4,3 euros, el cuarto más barato según este estudio.

Y gracias a la expansión de la industria del turismo hoy contamos con dos ingredientes fundamentales para bajar los costos de nuestras vacaciones, las aerolíneas y los hoteles “Low cost”.

Por ejemplo en España existe un mercado de hoteles de bajo coste que permiten reducir gastos en medio de un panorama que ha frenado todo tipo de gastos extras que signifiquen un golpe al presupuesto familiar.

En nuestro país existe, una cadena llamada Sidorme, una sociedad entre un empresario y el fondo Nmas1. Ellos basan sus precios en la reducción de costes de personal, y de todo tipo de servicios que insumen elevar los precios.

Y si no tenemos coche, este año deberemos aprovechar toda oferta existente en el mercado, las líneas aéreas de bajo coste se sacaran los dientes para atraer turistas, los trenes, nuevos competidores de las compañías aéreas, planean adquirir clientes.

Contra la inflación, el aumento de los precios y la caída en el rendimiento de los salarios no existe mejor remedio que encontrar buenos precios y disfrutar de unos hermosos días bajo el sol, aunque contemos con pocos euros.

Publicidad