Publicidad

¿Cuáles son los peligros del apalancamiento?

La mayoría de los inversores y comerciantes, y los que leen este tipo de artículos tienen, al menos de oído, qué es el apalancamiento, pese a que muchos duden sobre su verdadera definición, no es otra cosa, para decirlo simplemente, que la capacidad de endeudamiento de una persona.

Muchos creen que es inteligente o sofisticada la idea de invertir mediante el apalancamiento (es decir, usando el dinero de otros). Otros, por su parte, ven el uso de dinero ajeno como un riesgo mayor.

Claro, si vemos los datos o cifras al usar el apalancamiento, parece convincente. La forma más popular de apalancarse es mediante las deudas comerciales. Esto se prefiere ante pedir dinero prestado a las entidades financieras o sus inversiones potenciales. Las casas de bolsa, por ejemplo, están obligadas a mantener al menos un 50% de capital en encaje, así que si usted tiene 5,000 euros en efectivo, puede invertir hasta 10.000 euros. La mitad de los fondos es de margen (dinero prestado).

Los que están a favor del apalancamiento, dan un ejemplo burdo como el siguiente: si una acción vale 50 euros, sólo puedo comprar 100 acciones usando todo el dinero disponible. Pensemos que estaríamos ganando 300 euros si el precio de las acciones sube tres puntos. Pero si utilizamos los márgenes y compramos 200 acciones, el mismo aumento de tres puntos ofrece en 600 euros de ganancia, o lo que sería igual al doble.

Con este ejemplo tendencioso a engañar a los inversores inexperimentados, se atrapa a muchos que quieren hacer dinero fácil y caen en los problemas tras el apalancamiento.

Esto se desmiente fácilmente si lo vemos del otro lado de la ecuación de apalancamiento. Si sus valores de 50 euros pierde tres puntos, han bajado en 300 euros y las acciones tienen un valor de 47 euros. Si ha utilizado el margen y compró 200 acciones, la caída de tres puntos tiene un valor de pérdida por 600 euros.

Otra cosa que también sucede aquí. Su inversión de 10,000 euros se vería reducida a 9.400, pero la mitad de la original, o 5,000 euros que tomó prestado y todavía tiene que pagar. Sin embargo, basado en el valor actual de 9.400, sólo se le permite pedir prestado la mitad, o 4.700. Por lo que recibirá una demanda para que deposite 300 euros más en su cuenta para mantener esa relación de 50-50 entre el dinero y el dinero apalancado.

La verdad es que, el apalancamiento aumenta el riesgo y pueden destruir el valor de su capital, siempre y cuando los valores caigan. Aquí están algunas soluciones para ayudar a mitigar ese riesgo:

  • Comprar inversiones seguras si tiene que utilizar el margen
  • En tiempos volátiles comprar solo para proteger el valor de sus acciones
  • Uso de compra y venta de opciones para controlar la totalidad de las acciones, pero sin tener que comprarlas.
  • Consultar siempre a comerciantes experimentados que pueden considerar algunas estrategias adicionales
  • Utilizar las órdenes de stop-loss o paradas para reducir las pérdidas y reducir el impacto de la disminución del valor en su cuenta
  • Si no es experimentado en la bolsa, usar fondos de inversión, ETFs (fondos cotizados) y fondos indizados, u otros vehículos para distribuir los riesgos, lo que podría reducir el riesgo de apalancamiento

Por último, lo que debe tener en cuenta es que todo apalancamiento se rige por la siguiente ley: los valores apalancados van a crecer más rápido que todos los depósitos, pero también pierden valor con mayor rapidez y puede crear serios problemas en sus cuentas. Si no puede aceptar el riesgo de apalancamiento, debe evitar por completo. Si puede aceptar el riesgo, deberá buscar la manera de cubrir ese riesgo.

Imagen: Financialred

Publicidad