Publicidad

Recortar los gastos de ir a trabajar

Vamos a trabajar todos los días para obtener esos ingresos que nos permitan cubrir necesidades, el mantenimiento del hogar y los distintos pagos. Ir a trabajar también nos supone gasto. Debemos desplazarnos y consumir durante la jornada laboral. Pagamos por ir a trabajar y aunque parezca un contrasentido son gastos que hay que recortar de nuestra nómina mensual. Súbete el sueldo a ti mismo.

Trabajar nos cuesta de media un 12% de nuestro salario anual, de manera que si vienes cobrando  12.000 euros/ anuales deberás descontar de tus ingresos un total de 1.440 euros o lo que es lo mismo en términos de tiempo, prácticamente un mes y medio de trabajo.

Antes de entrar en la oficina ya hemos incurrido en una serie de gastos. El cuidado de los hijos, transporte público, alimentos y bebidas y demás artículos que necesites para desarrollar la actividad. Hagamos una relación detallada de posibles gastos en los que incurras cuando vas al trabajo así como posibles alternativas para minorar el mismo.

Costes de ir a trabajar y su alternativa

  1. Desplazamiento en coche: dependerá de la distancia que hay de nuestra casa al trabajo. Desplazarnos a nuestro centro de trabajo en coche supone gasto en combustible y desgaste del vehículo. Un trabajador que dedique 57 minutos diarios en ir en coche a su trabajo vendrá gastando una media de 9 euros diarios, siendo los residentes en la Comunidad de Madrid y en Barcelona a los que más caro les resulta.  El gasto de realizar el mismo trayecto entransporte público se sitúa en una media de 4,7 euros al día.Por tanto, la opción más rentable es el transporte público. Comprar un bono mensual en función de nuestras necesidades es la opción que más nos permite ahorrar. Si la utilización del vehículo es imprescindible, compartir los desplazamientos con otras personas también permitirá reducir costes.
  2. Comida y bebida: comer en restaurantes, el café de media mañana así como los aperitivos que consumamos mientras trabajamos también hay que descontarlos de nuestra nómina. Desayuna en casa y opta por el tupper en la oficina. Compra en el supermercado los aperitivos y evita las cafeterías.
  3. Costes de dejar a los hijos: es inevitable incurrir en el mismo cuando hay que dejar a los hijos menores en guarderías o a cuidadores. Sin embargo, hay alternativas que pueden suponer un ahorro considerable en esta partida de gasto. Si no puedes echar mano de un familiar, campamentos de verano, solicitar becas o ayudas al comedor y demás prestaciones de este tipo que puedan ofrecernos son una posibilidad en determinados momentos.
  4. Llamadas telefónicas por motivos de trabajo que realices desde tu número personal: si tienes que realizar llamadas de trabajo, busca una tarifa de teléfono que responda a tus necesidades. En el mercado existen tarifas especiales para autónomos y con minutos gratis durante unas determinadas horas del día.
  5. Vestuario: el gasto que realices en ropa de trabajo dependerá de lo que hagas. El uniforme es la forma más económica pero existen trabajos que exigen vestir con elegancia. Prioriza tus necesidades y opta por prendas básicas y acordes al trabajo.

Son los cinco gastos en los que más incurren los españoles a la hora de ir al trabajo. Evidentemente hay más, por lo que se hace imprescindible  realizar una descripción detallada de los gastos que realizamos durante nuestra jornada laboral y buscar su alternativa más barata.

Desde Finanzzas recomendamos la lectura relacionada: cinco trucos de ahorro para gastones

Publicidad