Publicidad
Publicidad
Publicidad

Copago en carreteras

Se acerca la aprobación del copago en carretera mientras que negocian entre las concesionarias y transportistas, ya no se niega que se vaya a aplicar el copago en carretera ya que los operadores de infraestructuras y transportistas de mercancías por carretera se han dado a la realidad de que el Gobierno comenzará a aplicar la llamada directiva Euroviñeta, que grava el tráfico en autovías. Tanto Alemania, Austria y Polonia lo han aplicado.

Pero que hayan aceptado esta realidad no significa que no se pongan a negociar alguna de las propuesta que desean que se aprueben alrededor. En medio se encuentra la patronal CEOE intermedia entre constructores y concesionarias, y transportistas, y que lleguen a un plan común que le puedan presentar al Gobierno ante la aprobación del pago por uso en carreteras de alta capacidad libres de peaje que se aplicará este año.

La principales impulsoras son las compañías de infraestructuras que impulsan la tarificación de las autovías mediante la Euroviñeta, el sector del transporte son los principales perjudicados por los altos costes que le suponen, por lo que la CEOE impulsa un sistema de peaje flexible. A la vez podrían aplicarse exenciones a cuenta en cuanto a lo ambiental y horarios, y precios.

Nuevos Peajes:

Al aplicarse estos nuevos peajes recaerán sobre vehículos pesados y ligeros; gran parte de lo que se recaude se volcará en conservación de carreteras de alta capacidad ya que le supone al Estado 1.400 millones de euros al año, también se usará para modernizar el transporte en carretera.

Como se ha dicho desde el Gobierno la Euroviñeta se aplicará si o si ya que en cuanto a gasto en infraestructura se están achicando considerablemente por los planes de ajuste en los presupuestos. Esta Euroviñeta, se trata de una directiva de transposición voluntaria que estará vigente hasta Octubre de 2013, fomenta que se cobre por kilómetro recorrido a los vehículos que tengan más de 3,5 toneladas, pero también permite que se pueda cobrar al transporte ligero.

En cuanto a las carreteras España cuenta con una extensión de 3.300 kilómetros de autopistas de peaje que significan el 17,4%, y las vías de alta capacidad sin tarificar son unos 15.600 kilómetros.

Al aplicarse a la caja del Estado le ingresaría unos unos 3.000 millones de euros durante el primer año y hasta de 62.000 millones de euros en los próximos 15 años.

A la hora de tener que implantar este sistema, supondría 400 millones de euros, mientras que lo referido al sistema del cobro de peaje significará desembolsar en presupuesto 160 millones de euros por año.

Una de las propuestas parte de Seopan que incluso podría ser un cobro del copago pero no tan caro y generalizado en carreteras, este le podría reportar en ingresos al Estado 1.800 millones si decidiera tarificar sobre el tráfico de vehículos pesados (10 céntimos por kilómetro) y de ligeros (4,5 céntimos por kilómetro), gravando los viajes de largo recorrido solamente. Esta es otra de las propuestas.

El principal opositor a la Euroviñeta es el sector del transporte pesado por carretera, que implica a 66.000 empresas, cuyo peso es del 2,2% en el PIB y del 3% en cuanto al empleo en el mercado laboral.

Actualmente el 82% del transporte interurbano de mercancías en España utiliza la carretera. Además de significar el 40% del gasto energético en el país, por encima del 30% de la industria y del 30% de la agricultura y hogares  y los transportistas por carretera llevan sobre sus espaldas el pago del 80% de la factura de este gasto.

La explicación viene de su alta dependencia en cuanto al gasoil, ya que los transportistas no desean el céntimo sanitario, al ser la principal, vía de financiación del sistema público de salud mediante subidas en el precio del combustible, y aumento sobre el mantenimiento de las carreteras. Un ejemplo es que supera el 30% los costes directos que deben sufrir las empresas de transportes y que están ligados al combustible.

Publicidad