Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Conoces estas costumbres japonesas?

Con la llegada del Nuevo Año chino, son muchos los que se preguntan qué más diferencias respecto al resto de culturas tendrán en este país. Esta es la fiesta más importante del año, y con esto millones de migrantes vuelven a sus casas para estar con la familia. La cultura japonesa, tiene muchas costumbre que a priori extrañan a la mayor parte de los occidentales, pero seguramente a ellos también les extrañarán las nuestras.

Antes de viajar a cualquier país, es conveniente conocer algunas de sus costumbres más características, para evitar ofenderles o quedar en mal lugar durante nuestra visita. Cabe señalar, que el Nuevo Año Chino, corresponde al año lunar, por lo que no se da solo en China, también en Japón o en Vietnam. Concretamente, Japón tiene una cultura única con un código muy estricto de etiqueta.

Hay formas específicas para comer fideos, y ciertas reglas a seguir , importantes para que los extranjeros no salgan mal parados. Esta compleja red de normas y tradiciones sociales puede ser un caos para aquellos que viajan a Japón, por lo que a continuación vamos a señalar algunas de las más impactantes. 

japón

1. Evitar el número 4

En Japón, el número cuatro se evita porque suena muy similar a la palabra muerte. En la misma línea que el número 13 en la cultura occidental, el número cuatro supone mala suerte y se utiliza lo menos posible. Siempre se debe evitar dar cualquier cosa de cuatro en cuatro, ya que puede ser visto como un regalo muy ominoso.

En los ascensores suelen faltar el cuarto piso y en algunos casos extremos, no tendrán los pisos 40-49. El número 49 es especialmente malo, ya que suena similar a la frase “dolor hasta la muerte.” La práctica de evitar el número cuatro se llama “Tetrafobia”, y es común en muchas regiones de Asia Oriental y del Sudeste Asiático.

2. Sonarse la nariz en público se considera grosero

Sonarse la nariz en público no sólo es visto como algo grosero, también es repugnante. En su lugar, la gente en general se espera hasta que encuentran un lugar privado. Si no queda más remedio, habrá que hacerlo con mayor discreción posible.

3. La propina, un insulto

La propina se considera de mala educación e incluso puede ser visto como degradante. Es posible que si dejas propina, te persigan hasta que te lo devuelvan. Si alguien quiere agradecerlo de verdad, lo mejor es un regalo.

4. Caminar y comer a la vez supone descuido

Aunque caminar y comer es muy habitual y está aceptado en muchas culturas occidentales. Muchos también consideran que es de mala educación comer en público o en los trenes. Hay sólo unas pocas excepciones a esta regla, incluyendo el hecho de que está bien comer un helado en la calle.

5. Personal que empuja a la gente en los vagones

Los Oshiya, o “camellos” llevan uniformes , guantes blancos y sombreros, cuyo fin es empujar a la gente en los vagones del metro lleno durante las horas puntas. Se les paga para asegurarse de que todo el mundo entra y no queden atrapados en las puertas.

6. La gente va a dormir en los trenes con la cabeza en el hombro del otro.

Si alguien se duerme con la cabeza en tu hombro, es una práctica común que todos permiten. Las personas tienen trayectos muy largos y trabajan largas horas, por lo que muchos se suelen dormir en el tren.

Publicidad