Publicidad

Competencia denuncia la manipulación de precios de las eléctricas

Fuente: locutortv.es

Pese a la gravedad de la crisis, todos los cambios son muy lentos o sobrevenidos por la presión externa. El problema de las reformas estructurales es que hemos entrado en un debate viciado, que se refieren esencialmente en el mercado laboral. Hay otras muchas reformas de las que no se hablan, parece que los intereses particulares están escondidos y salen de forma reactiva cuando les van a tocar esos privilegios.

En la supresión de cargas administrativas  se podrían haber eliminado los inconvenientes de los trámites para el ejercicio de la empresa. El que luego no lo cumpla, que le caiga todo el peso encima. Los cambios que se han dado con la Directiva de Servicios hace falta empujarlos desde todas las administraciones para que hasta el último funcionario se vea obligado a cambiar su forma de actuar.

La mayor parte de las estaciones de servicio en España son abanderadas. Es un sistema menos competitivo que si fuera un servicio de distribución independiente. En segundo lugar, donde hay que poner ahínco es en la facilidad de apertura de nuevas gasolineras. Fundamentalmente en grandes superficies, que se anunció en un momento determinado.

En el sector de energías lo que más preocupa en este momento es la formación de precios, resulta escandaloso, y pasa con la tranquilidad de todo el mundo, que las generadoras estén cobrando la energía producida por centrales que están ya superamortizadas, como son las hidroeléctricas y algunas nucleares, al mismo precio que los de otras energías.

Publicidad