Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Compensa reformar un piso que vas a alquilar?

El alquiler es una de las formas de obtener ingresos pasivos más comunes en España. A pesar de que muchas personas son reacias al alquiler por miedo a que lo destrocen o a que en un momento dado no se quieran ir, resulta una opción más que atractiva. Además se pueden encontrar soluciones previas como no amueblar la casa, por supuesto siempre hacer contrato que acredite el tiempo de alquiler, contratar un seguro o alquilarlo a personas conocidas o amigas de amigos.

Otro de los inconvenientes es la dificultad para poder alquilarlos. A veces, la espera supone que tengamos que bajar el precio demasiado, sobre todo si necesitamos el dinero. Pero hay algunos trucos que nos harán reducirlo. Por ejemplo, es importante mantener activo en las webs donde ponemos nuestro anuncio de alquiler, y pensar qué es lo que nos gustaría a nosotros. Destacar las cualidades de la casa, y poner un margen bastante alto a la hora de poner el precio. Esto vendrá bien para poder bajarlo poco a poco, y poder encontrar más interesados.

reforma

Una de las causas habituales por las que la gente no se interesa en algunos alquileres, es el aspecto de la casa. Algunas personas a pesar de ser una casa de segunda mano, prefieren que esté limpia, con las paredes sin manchas, sin grietas, y prácticamente como si fuese de primer uso. Las reformas antes del alquiler suponen una elevación del porcentaje de éxito y el tiempo de búsqueda de inquilino se reduce considerablemente.

Para dejar la casa/piso en buenas condiciones, no es necesario hacer una obra de 3 meses. Pintar las paredes, arreglar algunos desperfectos, quitar manchas del suelo, o renovar algunos muebles será suficiente para encontrar inquilino. Una obra de este tipo puede salir por unos 2.000-5.000 euros, dependiendo de los desperfectos, incluso si solo es necesario pintar y limpiar, lo puede hacer uno mismo.

Sin duda, la reforma de un piso antes de alquilarlo es una buenísima opción, ya que además de alquilarlo con más facilidad te permitirá aumentar un poco más el precio del alquiler. Y una inversión tan pequeña se puede recuperar en muy pocos meses. La decoración y la buena calidad de las fotografías son otros dos factores que pueden sumar muchos puntos al alquiler de tu casa.

Publicidad