Publicidad

Cómo conseguir financiación estando en ASNEF

El acceso a financiación sigue sin ser tarea fácil para millones de españoles y para muchas empresas. A pesar de los años de bonanza económica en España tras la salida de la crisis, las entidades financieras continúan imponiendo requisitos que son difíciles de cumplir.

Esta situación se agrava en el caso de personas que están inscritos en ficheros de morosidad como ASNEF. En esos casos, el resultado es la imposibilidad total de acceder a financiación por vías convencionales.

Ante este contexto, en los últimos años han proliferado las plataformas que ofrecen préstamos online que conceden credito asnef, es decir, una cantidad concreta de dinero a modo de financiación sin importar si el solicitante en cuestión está o no incluido en registros de morosos como asnef.

Préstamos rápidos con ASNEF

La presencia en un listado como ASNEF se debe, principalmente a procesos de impago en servicios básicos como la factura de la luz o el gas o las compañías de telefonía. Otro motivo que lleva a un usuario participar de este registro son los impagos de préstamos en el pasado.

ASNEF es un registro de deudores, el más potente a nivel nacional, que está gestionado por la empresa EQUIFAX y que está operativo desde el año 1957. Su utilidad es proporcionar información útil a las empresas sobre la posible existencia de deudores entre clientes potenciales a los que pretende vender sus productos y servicios.

Este fichero de morosos, al igual que otros que funcionan de manera similar, son muy demandados por parte de las empresas, que recurren a ellos de manera frecuente. Normalmente suelen ser utilizados por entidades bancarias y financieras, operadoras de servicios básicos y empresas del sector de las telecomunicaciones.

Las plataformas que conceden préstamos rápidos con asnef son menos restrictivas a la hora de aprobar financiación a los solicitantes de crédito. Una de estas plataformas, Bonsai Finance, tiene como principio no evaluar o considerar que un posible impago anterior no implica de manera obligatoria que esta situación se vaya a repetir en el presente o el futuro. De algún modo, imposibilitar la concesión de créditos a personas incluidas en el registro ASNEF las criminaliza, y no les permite salir de esa situación.

¿Cómo solicitar préstamos con ASNEF?

En Bonsai Finance, los pasos a seguir para solicitar financiación son igual de cómodos se esté presente en el registro ASNEF o no. El procedimiento es sencillo. Desde la plataforma, el usuario puede pedir una cantidad de dinero que oscila entre 200 y 800 euros. Tras este primer paso, puede seleccionar el tiempo en el que va a devolver el préstamo, de una a seis semanas.

Las cantidades que ofrece Bonsai Finance no son muy altas, pero sí son suficientes para atender a situaciones de urgencia cuando no se dispone de liquidez. Una vez seleccionado la cantidad de dinero y el tiempo de devolución del crédito, el solicitante ha de rellenar un formulario con datos personales y cuestiones referidas a su situación en ASNEF. Si el préstamo es concedido, el dinero llega al solicitante en cuestión de días.

¿Cómo salir de ASNEF?

La posibilidad que ofrece Bonsai Finance es interesante, pero solo es apropiada para situaciones de urgencia. Una persona o empresa que esté incluida en el registro ASNEF debe, cuando sea posible, intentar salir de este listado, para así acceder a fórmulas más cómodas de financiación.

La presencia en estos listados puede resultar perjudicial para otras cuestiones, y no solo para acudir a financiación. Gestiones tan mundanas como solicitar una tarjeta de crédito o contratar servicios básicos como la luz, el teléfono e internet o los seguros, se vuelve tarea imposible. Y eso por no hablar de las hipotecas.

Por fortuna, eliminar los datos de morosidad en ASNEF es relativamente cómodo. En primer lugar hay que consultar el motivo por el que se está presente en esa lista, esto es, conocer qué empresa ha inscrito al afectado en el registro, cuál es el motivo y cuánto es el importe adeudado.

Si se está conforme con la deuda, una vez realizado el pago y solicitado el borrado de los datos personales, en cuestión de una semana, ASNEF ya no supondrá ningún problema. Sin embargo, hay ocasiones en las que las empresas no actúan de manera tan efectiva, y no actualizan los datos de morosidad. De este modo, una persona puede seguir inscrita en ASNEF a pesar de haber saldado sus deudas. En ese caso, el propio afectado debe contactar con ASNEF y solicitar la actualización de su situación.

Una última opción, menos recomendable, es esperar seis años. Por normativa, ASNEF solo puede mantener los datos en su registro por seis años, lo que significa que pasado ese tiempo, los datos desaparecen del registro, pero la deuda no se condona, pudiendo la empresa adeudada iniciar acciones legales.

Sea como fuere, parece evidente que salir de listados como ASNEF ayuda a acceder a todo tipo de servicios con normalidad, sin riesgos ni complicaciones.

Publicidad