Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cómo conseguir ahorrar en la cesta de la compra

El precio de la cesta de la compra (en una familia de 4 miembros) oscila desde los 300 euros a más de 800 euros al mes, en función del supermercado que se elija y de la ciudad en la que uno viva. Por supuesto, al ser este tipo de compras esenciales es importante siempre el estar atentos a cuál es la mejor opción posible para que la economía del hogar no se acabe por resentir más de lo que debiera. Aunque hay cierta parte del gasto que habrá que asumir lo cierto es que es posible ahorrar en la cesta de la compra si se tienen en cuenta un par de trucos llevados a cabo por Viaconto. Precisamente esta empresa, pensando siempre en sus clientes facilita préstamos rápidos online que pueden venir muy bien, sobretodo de cara a imprevistos.

  1. Tener un menú. Así se va con las ideas claras a la compra, se tarda menos y se es más efectivo al comprar sólo lo que hace falta.
  2. Ir sin hambre. Es la mejor manera de evitar tentaciones y comprar cosas con las que no se contaba.
  3. Apostar por las marcas blancas. No es sólo que éstas sean más económicas es que ha quedado demostrado que algunas de ellas son igual de buenas que las que tienen un nombre en el mercado. Tan sólo es cuestión de probar y ver qué productos interesan y cuales no.
  4. Ofertas. Estar atentos a las ofertas es muy importante y es una buena excusa para salirse del menú preestablecido si con ello se consigue un mayor ahorro. Siempre que se trate de productos no perecederos también conviene echar cuentas y ver si puede compensar el comprar algo más.
  5. Echar un buen vistazo. Porque nada en los supermercados está colocado al azar y los productos más caros serán más accesibles. No es de extrañar que mirando un poco hacia las baldas inferiores se puedan encontrar ofertas o el mismo producto de otras marcas a precios mucho más bajos.
  6. Fidelización. La mayor parte de los supermercados quieren que los clientes les sean fieles y tratan de conseguirlo a través de puntos cuando estos hacen compras. Después, esos mismos puntos se pueden canjear por descuentos o por regalos.
  7. Productos de temporada. Porque aunque estemos acostumbrados a tener de todo en cualquier momento del año siempre que los productos sean de temporada serán más económicos.
  8. Reciclar bolsas. Es un pequeño gesto con el que se cuida al medio ambiente y al bolsillo de uno. Son unos pocos céntimos pero que cada día irán sumando.
  9. DIY. El hazlo tú mismo se ha hecho viral y en esto no iba a ser menos. No todo se puede hacer por cuenta propia pero unas cuantas cosas sí y, además de ser más económicas, serán más sanas: postres, zumos… Sólo hay que ponerse a ello.
  10. Cocinar para más de una vez. La idea es dejar lo que no se vaya a comer en ese momento en el congelador como una manera de no tener que estar cocinando a diario. Además, como sólo se descongelará lo que se vaya requiriendo, no se tirará nada.

Si con todos estos trucos aún hay algún gasto que se resiste lo único que hay que recordar es que Viaconto te facilita prestamos rápidos para imprevistos de forma online, rápida y sencilla.

Publicidad