Publicidad
Publicidad
Publicidad

Economía del Ébola

Hasta la fecha, a pesar de los casos esporádicos que han saltado en diversas partes del mundo incluido nuestro país, el grueso de la afección que está causando el virus del ébola se concentra en África. A los varios miles de personas ya fallecidas hay que sumar la amenaza de una extensión aún mayor del virus que podría afectar a cientos de miles de personas tanto en el continente africano como a nivel mundial. Además de la crisis humanitaria que esto supone, en el plano económico lo que está sucediendo tiene un costo, el banco mundial ya ha realizado los primeros cálculos de lo que un gran brote de este virus puede llegar a suponer.

Con Guinea, Sierra leona y Liberia como los tres países más afectados de momento por el virus, un nuevo estudio de impacto económico realizado por el Banco Mundial avanza los datos de lo que puede llevar a suponer la infección extendida a países vecinos algunos de los cuales poseen economías mayores que la de estos tres países afectados. El impacto económico bienal, de darse esta situación, podría ascender a más de 32,000 millones de dólares a finales del año 2015.

Ebola

¿Te preocupa el ébola en los aviones? en este post te mostramos cinco cosas que debes saber

En el estudio la mayor parte de del costo corre aparentemente a cargo de los tres países donde el virus se encuentra presente, coincidentemente cada uno de ellos países pobres sin recursos para la lucha contra la enfermedad. El supuesto del estudio se basa en el hecho contrastado de una epidemia que no va a encontrarse totalmente contenida al finalizar el presente año 2014, lo que aumenta la incertidumbre sobre su trayectoria futura.

Se contemplan dos escenarios alternativos para estimar estos datos a medio plazo (año 2015) por un lado extendiéndose hasta finales de 2015 lo que se denomina Low Ébola Y que se corresponde a un supuesto en el que se realiza una contención rápida del virus en los tres países más afectados, mientras que el segundo supuesto, High Ébola se corresponde con una contención más lenta y un contagio regional amplio.

El impacto económico provocado por la extensión del virus ya es muy grave en los tres países afectados, particularmente el Sierra leona y Liberia, y podría llevar a ser catastrófico en el segundo escenario citado. En términos regionales más amplios este impacto podría llegar a ser más limitados y la acción internacional inmediata destinada a detener la epidemia y aliviar el comportamiento de aversión o factor miedo se desarrollara. Este es un hecho que está causando que los países vecinos cierran sus fronteras y las líneas aéreas y otras empresas regionales e internacionales suspendan sus actividades comerciales de los tres países más afectados.

Cómo evoluciona el Ebola
Cómo evoluciona el Ebola

De momento, el éxito temporal de la contención del virus en Nigeria y Senegal parece dar prueba de cierta solidez en esta estrategia, basada en un aumento de la capacidad del sistema de salud y las respuestas políticas decididas.

Obviamente en un escenario descontrolado de expansión del contagio los costes del impacto económico alcanzarían dimensiones muy superiores a las previstas, sin embargo, lo que no se refleja en este informe es lo que podría llegar a ocurrir en caso de unas tasas de infección elevadas en la región que saltarán del ámbito continental al ámbito mundial, volviendo la crisis mucho más amplia a nivel internacional incluyendo por supuesto Europa y Estados Unidos como escenario del desarrollo de una pandemia.

Casos previos de Ebola
Casos previos de Ebola

La comparación entre Ebola y SARS

En este contexto es inevitable echar la vista atrás para poder realizar una comparación con el brote de del síndrome respiratorio agudo severo de comienzos de la década pasada. Esta afección infectó a cerca de 10,000 personas y mató a 774, extendiéndose a 29 países, fundamentalmente en el área asiática, incluyendo China, Hong Kong, Taiwán y Singapur, también en aquella ocasión algunos casos saltaron las fronteras del contagio regional aunque no fueron significativos.

En aquel caso el coste de la crisis se estableció en unos 20,000 millones de dólares, pero, de manera menos directa, el impacto en años posteriores también, a pesar de no ser contabilizado tuvo su importancia. Baste recordar por ejemplo que durante el año 2003, los hoteles de Hong Kong perdian prácticamente el 90% de sus ocupaciones durante la primavera, levantándose posteriormente pero de manera muy lenta.

No parece en cualquier caso comparable realmente desde un punto de vista práctico más allá de contrastar datos. Al menos de momento una de las pocas buenas noticias es la de la contención relativa del virus, lo que no esconde el drama de los países afectados como ya hemos indicado anteriormente.

Obviamente, si se quisiera tomar una comparación más drástica de los escenarios a los que una pandemia puede llegar a conducir, la primera referencia sería la pandemia de gripe del año 1918 que causó más de 40 millones de muertes en el mundo y una influencia económica, tras el término de la Primera Guerra Mundial que realmente cambió la faz de las economías internacionales.

Publicidad