Publicidad
Publicidad
Publicidad

Claves para entender la ley antifraude: ¿Qué supone no realizar pagos superiores a 2.500 euros en efectivo?

La nueva ley antifraude aprobada por el Gobierno el pasado 31 de octubre, impone tanto a las empresas y a los profesionales no superar el límite de 2.500 euros en pagos en efectivo. El objetivo, según Hacienda, es evitar el dinero negro y la economía sumergida. Y lo hace de esta forma, por considerar que impulsará las operaciones comerciales y monetarias queden registradas.

Hacienda, parece tomárselo muy en serio, pues ya está disponible en la página web de la Agencia Tributaria un enlace en el que cualquier contribuyente podrá denunciar el incumplimiento de esta medida. Pero lo más novedoso, es que quien participe en un pago en metálico vetado por la nueva ley antifraude, podrá eludir la sanción si delata a la otra persona o empresa participante en el plazo de tres meses desde el incumplimiento.

¿Qué supondrá esta medida para los comercios?

Los comercios tendrán que adaptarse a esta medida, y ya muchos manifestaron que necesitaban tiempo para adaptarse, pues renunciar a cobros de tal envergadura en efectivo, les perjudica, y más en los tiempos que corren en los que la liquidez es clave. A partir de ahora, deberán negarse a cobrar pagos por importe igual o superior a los 2.500 euros. Además, deberán guardar durante cinco años todos los justificantes de pago que superen el citado límite a disposición de una posible revisión por la autoridad competente.

Afectará de forma más intensa a los sectores de la construcción y promoción inmobiliaria, en los que se ha extendido la práctica de escriturar a un precio inferior al real y abonar una parte en dinero negro. También tendrá incidencia en las joyería, el mercado de arte, la venta de vehículos de segunda mano y en general, a aquellos comercios que venden productos de grandes importes. Es interesante también pensar en el cómo realizarán los pagos las personas mayores que no dispongan de tarjetas de crédito y están acostumbradas a pagar en metálico.

¿Qué sanciones se impondrán a los que incumplan esta medida?

Para los que incumplan está medida, Hacienda prevé una infracción administrativa tanto para el que realiza el pago, como para el que lo recibe.  Pero esto no es todo, pues ambos también serán sancionados con un 25% del total del pago realizado. En resumidas cuentas, si realizas un pago de 5.000 euros, 1.250 euros irán a pagar a las arcas públicas.

Es lógico que muchos aquí, se planteen entonces la posibilidad de fraccionar sus pagos en importes menores al límite.  Pues cuidado, pues Hacienda ya ha advertido  que esto también se considerará fraude y por tanto, será sancionado. Es decir, que si tenemos que realizar un pago de 5.000 euros como el de antes, y decidimos fraccionarlo en tres pagos de 1.667 euros cada uno, también seremos sancionados.

¿A quién afecta esta medida?

La norma afecta a todas las transacciones de bienes y servicios en las que intervenga un empresario o profesional. Sin embargo, se excluyen y por tanto, están libres de sanción, las operaciones que entre sí, realicen los particulares y las que se efectúen a través de entidades bancarias.

Por su parte, para los turistas que realicen pagos en sus viajes por España, este limite se les eleva a 15.000 euros, con el fin de que está medida no perjudique el gasto que los extranjeros hacen en nuestro país.

Publicidad