Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cash Flow

liquidity

Este término se lo suele utilizar en el área de la contabilidad, auditoría y contabilidad financiera. Al castellano significa “flujo de caja”.

Se encarga de indicar los recursos que genera una compañía en un periodo de tiempo determinado. Comprende la suma de los beneficios, amortizaciones y previsiones.

El flujo de caja indica los movimientos de efectivo que son realizados en una compañía determinada.
Por lo que el flujo de caja de una inversión es igual a los movimientos de efectivo que ésta produce y no así a los saldos netos.

Para muchos la prinicipal característica del flujo de caja, es que representa un hecho, una realidad, independientemente de las normas contables que se utilicen para valuar la situación de la empresa.

El cash flow es positivo cuando el conjunto de cobros es superior al de pagos, y se podría definir como el excedente de tesorería que se puede repartir una vez que se han cubierto todas las necesidades de inversión.

Por otro lado, en el flujo de caja, pueden diferenciarse los que provienen de la actividad ordinaria de la empresa de aquellos que se producen puntualmente por hechos extraordinarios, o los provenientes de la financiación propia de los obtenidos de la ajena, entre otros.

El cash-flow se calcula a partir de algunos de los conceptos de la cuenta de pérdidas y ganancias:

(+) Ingresos de la Explotación

(–) Coste de Mercaderías

(+) Margen Bruto (Valor Añadido Ajustado)

(–) Gastos de Personal

(–) Otros Gastos de Explotación

(+) Resultado Bruto de Explotación (EBITDA-BAAIT)

(–) Amortizaciones y Provisiones

(+) Resultado Neto de la Explotación (BAIT-EBIT)

(+) Ingresos Financieros

(–) Gastos Financieros

(+) Resultado de Actividades Ordinarias

(+) Ingresos Extraordinarios

(–) Gastos Extraordinarios

(+) Beneficios antes de Impuestos (BAI-EBT)

(–) Impuestos

(+) Beneficio Neto (BFO).

Publicidad
Comments are closed.