Publicidad
Publicidad
Publicidad

Canarias: recortes y sube impuestos

Canarias no le queda otra que lanzarse a subir impuestos por 250 millones de euros, entre las varias medidas se trata de reducir a un 5% el sueldo a los funcionarios, así lo ha aprobado el Consejo de Gobierno del Ejecutivo de Canarias un paquete de medidas que le permitan llevar adelante los recortes impuestos por parte del Estado en unos 800 millones de euros, además de una recaudación de 250 millones de euros que debería suponer el subir impuestos además de nuevos impuestos que incluirá el subir el tipo general del IGIC al 7%, entre otras medidas.

Se ha aprobado la extinción de un total de cuatro direcciones generales, además de eliminar unas 14 plazas de personal eventual, también se les recorta el 5% del salario a los trabajadores públicos de Canarias. La explicación a muchas de estas medidas se dan por el recorte de inversiones del parte del Gobierno en Canarias, en especial afectando al presupuesto de Canarias que es de 6.800 millones de euros, lo que al Estado no enviar unos 800 millones, un 12% sobre las cuentas de las islas evitar que suba más su déficit.

Por lo que se buscará que no queden afectados los servicios públicos esenciales como son los de sanidad, educación y servicios sociales. Estos recortes y ajustes forman parte del anteproyecto de Ley de Medidas Administrativas y de Modificación de Normas Tributarias.

Los canarios verán sufrir en el impuesto sobre combustible y además de nuevos tributos y tasas, pero también serán afectados por la eliminación y reducción de bonificaciones fiscales, y la subida de impuestos sobre el combustible y el IGIC en especial. Con esto se busca recaudar 250 millones de euros de cara a los próximos 6 meses por lo que es una cifra mínima que se requieren y en un plazo que da la pauta de que urge recaudar para no ver el agujero por el recorte de la partida del Estado.

Por otro lado habrá lo que se conoce como dos nuevos figuras impositivas además del impuesto sobre depósitos a entidades financieras que deben de pagar los bancos y cajas por lo que deberían recaudar 30 millones de euros, también se impone el impuesto a las grandes superficies con los que se recaudaría unos 10 millones de euros. Por otro lado el IGIC subirá temporalmente el tipo general ya que pasará del actual 5% al 7%, y subirá del 2% al 3%, mientras que no se modifica el tipo cero sobre los artículos de primera necesidad, pero si aumenta un 0,5% los tipos del 9% y el 13%. Entre otras medidas eliminan ciertas bonificaciones fiscales la que rige sobre la telefonía fija y la móvil ya que hasta ahora quedaba a salvo peor comienza a tener que tributar al tipo general.

No termina aquí ya que habrá recortes de personal; en el que se da de baja a dos agencias, además de unificar los tres organismos públicos que brindan formación de empleados públicos pasará a haber un solo organismo, se trata del Instituto Canario de Administración Pública, Agencia Canaria de Seguridad y Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias. Sufrirán unos 62.000 empleados públicos el recorte de retribuciones anuales del 5%, lo que le permitiría ahorrar 130 millones de euros.

Quedan afectadas las condiciones para lo que es la prolongación de la vida laboral por empleados públicos los laborales y funcionarios; también la cuantía del complemento específico singular sobre la policía autonómica además del personal informático. Se elimina el 13% de las plazas de personal eventual (14 puestos).

No se salvarían de la reducción los docentes de universidades canarias y profesores de la enseñanza concertada. Pero si se salvan el personal con salarios inferiores de 13.469,4€ al año, unas 1,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

También sube el impuesto sobre el combustible, que no lo hacia desde 2004, no se toca el que recae en el gasóleo profesional. Mientras que el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Gobierno subirá la parte alta del tramo autonómico sobre las rentas más altas de 53.000€/año, así del 21,5% se ubicará en el 22,58%. Otra de las medidas es la de eliminar la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones, y deducciones en el IRPF según la renta particular.

Como sucede en los gastos por estudio, y el de por traslado de residencia, por nacimiento o adopción, a los mayores de 65 años y dependientes, por familia numerosa o por gastos de guardería.

Imagen: http://www.dieselgenerator.es

Publicidad