Publicidad
Publicidad
Publicidad

Caja Navarra permite al cliente elegir el tipo

Caja Navarra lanza la primera hipoteca que puede tener un margen negativo si la situación personal del cliente se vuelve desfavorable durante la vida del préstamo.

La Hipoteca Dulce se va adaptando durante su periodo de vigencia a las necesidades personales y diferentes situaciones del cliente.

La vinculación del cliente puede llegar a situar la hipoteca en el Euribor + 0,2 puntos si se produce desempleo, incapacidad laboral transitoria, merma considerable de ingresos o fallecimiento.

Cubre un máximo del 80% del importe de tasación, tiene un plazo máximo de amortización de 40 años, con dos años de carencia, y tiene una comisión de apertura del 0,2%.

(Gaceta de los Negocios)

Publicidad