Publicidad

Burbuja 2011: el Oro

¿Estamos cansados de las burbujas? ¿No termina de explotar una que ya existe otra? Sí, es la respuesta generalizada, la cual se acarrea desde los tulipanes holandeses del siglo XVII, pasando por las punto com de principios de la década pasada, arribando a la crisis inmobiliaria con las hipotecas subprime de hace unos pocos años. Ahora, ¿tenemos una burbuja del oro?

Si bien la distancia, en sus comienzos, era grande en cuestiones de tiempo, cada vez aparecen nuevas fantasías bursátiles que nos abruman y nos hacen dudar y desconfiar por doquier. Ahora, ¿aparece la burbuja del oro? El metal está imparable y no dudamos que estará cerca de alcanzar los 2,000 dólares por onza. El incremento en los precios hace del oro el activo más rentable en lo que va del 2011, con ganancias de 31% de enero a la fecha.

Sólo con leer los periódicos podemos ver la impresionante escalada alcista de este metal. Hasta en la calle se habla de ello. No es para menos, dado que cuando una cuestión se populariza, es hora de despegarse de ella… Cuando todos van, es hora de estar de regreso.

¿El oro es una burbuja?

Mi opinión aún la separa de ser una burbuja. Hace tiempo que el oro y la plata son la mejor inversión. Por el momento, serán la mejor alternativa, pues su valorización, por fuerte y exagerada que parezca, refleja el entorno económico y financiero global.

Si las fuentes de demanda del oro se mantienen, dado que lo son, estables, el precio seguirá creciendo sin detenerse. Para poder avalar esto, debemos conocer la existencia de grupos desde donde se originan dos tipos diferentes de demanda:

  1. En un principio tenemos la demanda que puede considerarse endógena, que se verifica en la expansión de la población mundial, con lo que porcentualmente eleva la demanda del metal como un bien suntuario o mejor conocido como joyería.
  2. Pero, por otra parte, los factores financieros, consistente en macrotendencias que han sido gestadas desde años atrás y que se han mantenido invariables en su demanda, por lo menos durante los últimos 10 años.

¿Por qué sube el oro?

Tras la caída y deterioro del dólar acompañado por la pérdida de confianza de la economía de Estados Unidos, el oro se forma como un refugio al haber visto 10 o 15 años de malas decisiones y mal manejo económico. Por esta razón, existe la demanda de un activo que sigue siendo tan seguro como lo era hace 50 o hace 100 años.

Por decirlo de otra manera, el precio del oro es el termómetro de la economía y finanzas. Ante el aumento de la volatilidad financiera, por la entrada de nuevos y disímiles tipos de inversionistas, todos los factores impulsan a su consolidación. El oro no es una burbuja, pero en mi parecer es un poco arriesgado para invertir en él con una visión de corto plazo.

Hoy, el oro batió un nuevo récord esta mañana en Asia al superar los 1.900 dólares la onza por primera vez en su historia en Hong Kong. El nerviosismo en los mercados ha repercutido en esta pronunciada subida de precios, que si vemos lo que ocurre desde agosto, el precio del oro se viene incrementando en un 17% y con ello se encamina a la hasta ahora mayor ganancia porcentual en un mes desde 1982.

En lo que va de año el precio del oro subió un 35%, después de que en 2010 hubiese aumentado más de una cuarta parte.

Según los expertos es probable que el precio del oro antes de fin de año supere la marca de los 2.000 dólares, planteando una revalorización del 40% en 2011. Bien han hecho los que compraron durante enero de este año…

Dejamos un video donde se explica cómo el oro puede alcanzar la meta de los 15,000 dólares en 2020:


Fuente: TheStreet

Publicidad