Publicidad
Publicidad
Publicidad

Bélgica también recorta y se ajusta

La crisis se la toma con los países menos pensados o los que no figuraban hasta el momento en el mapa de los que más preocupaciones levantan. Si bien Bélgica no venía bien en lo político por haber estado hasta 1 año sin gobierno, luego y durante los últimos meses de 2011 sufrió la baja de su rating y ahora ante los presupuestos 2012 el Gobierno belga debe soportar presiones y pasar la tijera y aplicar el cinturón del ajuste.

La noticia dice que Bélgica ha decidido congelar hasta 1.000 millones de euros de gastos, este congelamiento es “temporal” frase que el Gobierno español está acuñando para frenar el efecto. Quedará congelado temporalmente los gastos dicha cifra dentro de sus presupuestos de 2012.

Desde Bruselas se cree que Bélgica deberá aplicar más medidas que tenderá a frenar su déficit o al menos que no se dispare ya que debe respetar la exigencia del 3% y si no afrontará algún castigo como varios Estados.

Tras una reunión de último momento, salió la medida de congelar 1.000 millones de euros en los gastos por lo menos será hasta el primer control presupuestario a finas de Febrero de 2012.

Expectativas en el Déficit y el PIB:

Entre las expectativas, el Gobierno belga cree que dentro de sus presupuestos generales logrará crecer hasta el 0,8% y es positivo en cuanto al déficit ya que para este 2012 estima que lo mantendrá en el 2,8% y evitar que supere el limite del 3%.

Aunque desde la Comisión Europea(CE) durante los últimos meses de 2011, a pesar de que las estimaciones positivas del gobierno belga, debían aplicar nuevas medidas como recortes y ajustes. Entre las medidas solicitadas alguna de ellas son estructurales y que tratan de entre el 0,3% y 0,5% del PIB belga, lo que en euros suponen entre 1.200 millones y 2.000 millones de euros, duro por cierto……

Además de estos “consejos” para aplicar, lo que hablando claro es una presión de parte de la CE sobre el Gobierno de Bélgica y que este imponga nuevas medidas de ajuste fiscal, y parece que el Gobierno belga seguirá el pergamino de la CE y lanzará nuevas medidas de consolidación fiscal en Febrero que será el mes en que se lleve a cabo la revisión de control del presupuesto de 2012, con estas nuevas medidas podría garantizarse su déficit debajo de la línea del 3% para todo el año. Si bien estas medidas aún resta conocerse no serán nadas buenas para el pueblo belga.

Si se sabe con certeza que se llevará adelante un duro control del presupuesto de 2012 durante Febrero próximo de cara a las nuevas medidas que significaran entre el 0,3% y el 0,5% del PIB de Bélgica, y 1.200 y 2.000 millones de euros.

Así el Gobierno de Bélgica es otro de los que no soporta la presión de la CE, en este caso y debe ceder a los mandatos disfrazados de consejos con tal de salvaguardar la salud del país algo que resulta una mera excusa para aplicar medidas antipupulares y que siempre son puestas como el único remedio para una enfermedad crónica.

Imagen: caos.unizar.es

Publicidad